Publicidad
Publicidad

|

Don Miguel pronto cumplirá 64 años entre libros y poemas, aunque seguro también entre ideas y proyectos pues es un hombre que no deja de crear y enseñar.

Este liberiano descubrió su amor por las letras y la enseñanza desde muy temprano en su ciudad natal, gracias a una de sus maestras de primaria.

El niño que era entonces siempre vio una gran oportunidad en la educación pública, no solo para aprender más de las artes y el lenguaje que tanto lo emocionaban, sino para luchar contra las adversidades que enfrentaba. Durante años leyó libros y periódicos a su padre no vidente.

Aquella disciplina y aquel ímpetu, sumados al abrazo y consejo de una de sus profesoras de secundaria, lo animaron a nunca dejar las aulas y a llegar hasta Heredia, tierra de maestros. Allá se matriculó en la Universidad Nacional logró graduarse como filólogo. Regresó a Liberia para dedicar más de 30 años de su vida a la docencia, inspirando con su carisma y su poesía a muchos jóvenes en colegios de la Ciudad Blanca y en la sede regional de su alma mater, donde fue formador de formadores. Su notable labor como educador le valió el mayor reconocimiento que se otorga en el país, el Premio Nacional de Educación Mauro Fernández.

Sería impreciso decir que don Miguel se dedicó exclusivamente a la docencia pues durante su larga carrera como educador pues siempre acompañó su trabajo en las aulas con una decidida y comprometida promoción de la cultura.

En varias ocasiones ha dejado claro que para él ser educador es un compromiso social de tiempo completo, algo que requiere un actuar ejemplar y responsable dentro y fuera de las aulas donde se enseña.

 Muchos también conocen a don Miguel por su oficio de escritor, uno cercano, prolífico y laureado. Ha publicado decenas de libros, artículos históricos y de opinión. Numerosos premios le han sido otorgados dentro y fuera del país como reconocimiento a su obra literaria, algo que reafirma el papel de este gran educador liberiano como figura referente de las letras guanacastecas.

 Entre los muchos premios que Fajardo ha obtenido se cuentan los siguientes: Joven Creación, Jorge Volio, Alfonsina Storni, Premio Nacional de Promoción y Difusión Cultural y La Gran Nicoya.

Durante las últimas cuatro décadas Fajardo ha trabajado incansablemente –desde el Centro Literario de Guanacaste y a título personal- por impulsar obras y talentos de jóvenes autores en toda la provincia, ejemplo de ello fue su notable y exitosa colaboración el año anterior coordinando la edición del libro titulado Florilegio de las voces nuevas de Guanacaste, obra compuesta por estudiantes del Colegio Humanístico Costarricense, Campus Nicoya.


Educación

Irwin Martínez Zúñiga, es un estudiante de cuarto año, de la Escuela de Moracia.

01 Dic 2021

Irwin Martínez Zúñiga de la Escuela de Moracia es el ganador nacional de “Mi Cuento Fantástico 2021”

Además, cuatro estudiantes guanacastecos más de Liberia, Santa Cruz, Cañas y Nicoya son los...

Salud

01 Dic 2021

Colegio de Terapeutas alerta sobre importancia de acudir a profesionales con experiencia demostrada

Es recomendable llevar terapias guiadas y no tratar de realizarlas por sí mismos, para evitar...

Deportes

30 Nov 2021

Filatelia costarricense rinde homenaje a mujeres destacadas en el deporte

Fotografía del Club Sport la Libertad, uno de los primeros equipos oficiales de baloncesto...

Cultura

01 Dic 2021

Impronta femenina costa rica 1821-2021

Exposición temporal del Museo del Jade hace recorrido por el aporte de las mujeres

Ambiente

01 Dic 2021

Una herramienta para crecer junto con las gentes del mar

En la actualidad en la Asamblea Legislativa de Costa Rica se encuentra presentado el Proyecto...