|

Las buenas prácticas pueden mejorar el rendimiento de las plantas de tratamiento.
Las buenas prácticas pueden mejorar el rendimiento de las plantas de tratamiento.

Según el Ministerio de Salud, la industria ho­telera del país, es una de las más vulnerables en cuanto al tratamiento adecuado de aguas residuales se refiere, y Guanacaste no es la excep­ción.

La Ing. Alicia Jiménez González, Directora de ope­ración del Grupo PROAMSA, se ha dado la tarea de dar charlas educativas sobre el tema, en conjunto con Las buenas prácticas pueden mejorar el rendimiento de las plantas de tratamiento.

la Cámara de Turismo de Guanacaste (CATURGUA), debido a la gran cantidad de hoteles que no cuentan con plantas de tratamiento de aguas residuales óp­timas y que no generan aguas productivas según la normativa vigente.

En gran medida la problemática es debido a la falta de conocimiento técnico por parte de las áreas ope­rativas hoteleras en éste campo específico, por lo que es usual que las contrataciones realizadas para este fin, no brinden buenos servicios, no realizan un correcto mantenimiento y como resultado final, es que las plantas dejan de funcionar.

“Los gerentes de mantenimiento y operación de los hoteles, muchas veces contratan empresas para que atiendan sus plantas de tratamiento, sin embargo, no tienen el conocimiento para saber si el trabajo realizado está bien hecho o no, o bien, la empresa contratada no sabe sobre los estándares adecuados para que funcionen, y aquí comienzan los proble­mas”, comentó la Ing. Jiménez.

Según la directora, en Costa Rica el marco legisla­tivo que abarca el tema, es uno de los más fuertes en relación con otros países, e incluye además de los requerimientos para una planta de tratamiento de agua residual adecuada, los reportes que se de­ben entregar a las distintas entidades públicas.

Entre ellas están: El Reglamento de Vertido y Reú­so de Agua Residual, el cual regula la operación de las plantas de tratamiento, el Reglamento de Aprobación de Sistemas de Tratamiento de Aguas Residuales, que regula desde que la planta pueda ser construida, el Reglamento para el Canon Am­biental de Vertido, el cual regula cuando las plantas de tratamiento de los hoteles tienen la necesidad de contar con un permiso de vertidos del MINAE y pagar el canon ambiental del vertido, y el Regla­mento de Lodos y Biosólidos, como el más reciente que controla la disposición final de los biosólodos que se retiran de las plantas de tratamiento y las normativas que deben de cumplir.

Principales inconvenientes

La generación de malos olores en las plantas de tra­tamientos, los bajos rendimientos de la instalación y mala calidad del agua residual tratada son parte de los problemas que genera una mala manipula­ción de los sistemas.

¿Qué hacer para que una planta funcione adecuadamente?

Como parte de las recomendaciones brindadas, para un mejor rendimiento de los sistemas se des­taca el proceso de contratación, en el cual, la inge­niera insistió en que cuando se contrate personal para que construya, instale o brinde mantenimiento a las plantas de tratamiento, el encargado de la con­tratación debe exigir las garantías por parte de la empresa que soporten el trabajo realizado y especi­fiquen la calidad del servicio.

Además de una buena supervisión de obra, pues los planos constructivos pueden ser los correctos, pero la empresa contratada puede construir algo completamente distinto. “Se deben buscar cons­tructores que tengan experiencia en el campo de la hotelería, porque las plantas son distintas para tra­tamiento de aguas negras comunes y no aptas para hoteles”, argumentó.

Con estas implementaciones, el porcentaje de agua residual reutilizada puede ser de hasta en un 100%, siempre y cuando la planta funcione adecuadamen­te. El agua reutilizada puede funcionar para el lle­nado de campos de golf, para el riego de campos o jardines, por ejemplo.

Las buenas prácticas de las aguas residuales, son importantes porque hay un límite de cargas conta­minantes que entran a la planta de tratamiento, y las malas prácticas ya en operación, pueden influir en esa carga, como por ejemplo el aceite usado en las cocinas, los residuos de comida los platos, lle­gan a la planta de tratamiento y puede ocasionar un bajo rendimiento.

“Son cambios sencillos pero pueden generar dife­rencias muy altas en cuanto al grado de contamina­ción o concentración con la que llega el agua a la planta de tratamiento”, indicó Jiménez.

Las plantas de tratamiento de operación deben te­ner buenos controles, pero para ello los encarga­dos de operación deben saber sobre el programa de calibración y tener equipos de mantenimiento para los equipos de aireación y de mantenimiento pro­grama de mantenimiento preventivo de equipos y tener maquinaria de respaldo.


Educación

11 Dic 2019

¿Desea conocer a sus candidatos para alcalde? El TSE se lo facilita desde su sitio web

Los electores podrán consultar dónde les corresponderá votar en las próximas elecciones de manera...

Salud

14 Dic 2019

Ojos de Nicoyanos se verán mejor y estarán más cuidados

Hospital La Anexión invierte en equipos oftalmológicos para niños y adultos.

Deportes

El vecino de Tamarindo fue el único de la Selección Nacional en llegar a dos heats de la Gran Final de su último Mundial Junior.

11 Nov 2019

Malakai Martínez obtuvo el puesto 11 en el Mundial Junior de Surf

El vecino de Tamarindo fue el único de la Selección Nacional en llegar a dos heats de la Gran...

Cultura

12 Dic 2019

Nuestra Señorita la Virgen de Guadalupe: una sublime devoción del pueblo nicoyano

La devoción por Nuestra Señorita Virgen de Guadalupe en Nicoya, Provincia de Guanacaste, se estima data de...

Ambiente

11 Dic 2019

Plan de manejo para cítricos, ayuda a prevenir El Dragón Amarillo o HLB

En la Península de Nicoya, la incidencia es menor al 5%, pero cada año incrementa la aparición de esta...