Publicidad
Publicidad

Crédito de foto: Área de Conservación Guanacaste.

Un estudio realizado en tres especies de tortugas marinas en el Pacífico Norte de Costa Rica demostró cómo los eventos extremos del fenómeno de El Niño, pueden afectar a diferentes especies de tortugas marinas de distintas formas.

La investigación surgió tras la colaboración de varios investigadores, quienes se dieron la tarea de realizar el estudio en diferentes playas de esta zona, incluyendo algunas de las más importantes para el desove de tortugas marinas, entre ellas: Isla San José, Nancite, Cabuyal, Playa Grande, Punta Pargos y Ostional. De las cuales, las tres primeras pertenecen al Área de Conservación Guanacaste y las tres últimas al Área de Conservación Tempisque.

El fenómeno de El Niño en el Pacífico Norte de Costa Rica está asociado a un aumento de la temperatura y a una mayor sequedad debido a la disminución en la cantidad de lluvia. Esto puede afectar negativamente a las tortugas marinas, ya que el desarrollo de los huevos depende de la temperatura y humedad dentro del nido.

Durante años “normales” de El Niño, el éxito de eclosión de los nidos de tortugas baulas en esta región disminuye, también el de tortugas loras (a), aunque en menor medida, y el éxito de eclosión de las tortugas verdes prácticamente no se ve afectado.

Situación cambió desde el 2015

El último evento de El Niño considerado como “extremo”, afectó enormemente las temperaturas registradas durante la temporada lluviosa en el Pacífico Norte, las cuales se catalogaron como las más altas y la cantidad de lluvia como la más baja desde 1976.

Como resultado, el éxito de eclosión de las Tortugas Baulas fue prácticamente inexistente (solo un 4% de los huevos eclosionaron), el de las tortugas loras disminuyó, aunque en menor medida, y el de las tortugas verdes también disminuyó, pero lo hizo solo marginalmente.

Por otra parte, los huevos de las tortugas verdes son aparentemente muy resistentes a las altas temperaturas, sin embargo, el número de tortugas que llegaron a desovar disminuyó durante la temporada 2015-2016 y más aún en la temporada 2016-2017, probablemente debido a una disminución en la productividad del Océano, de la cual dependen para alimentarse y obtener los recursos necesarios para migrar a la playa a reproducirse.

Fuente: Área de Conservación Guanacaste (ACG).

Publicidad

Educación

03 Dic 2020

Aplicación Waki permite que estudiantes elijan con criterio una universidad

Incluye datos sobre los posgrados en Costa Rica, acreditación de carreras, indicadores de personas...

Salud

04 Dic 2020

Costa Rica firma contrato de fabricación y suministro con Pfizer y BioNTech para vacuna contra el COVID-19

Compra de más de 3 millones de dosis beneficiará a alrededor de un millón y...

Deportes

16 Nov 2020

Las jugadas de la Pandemia

El COVID-19 termino de impulsar el uso de la analítica en los deportes

Cultura

03 Dic 2020

Declaran patrimonio cultural las celebraciones al santo cristo de Esquipulas que se realizarán en Santa Cruz de Guanacaste.

Iniciativa de Grupo Interdisciplinario ¨Apuntalando lo Nuestro¨, que se dedica a la investigación...

Ambiente

02 Dic 2020

Ministros de Agricultura, Salud y Ambiente apoyan Proyecto de Ley para garantizar la protección del agua

  Proyecto de Ley EXPEDIENTE No. 20212: Ley Para La Gestión Integrada Del Recurso Hídrico que...