Publicidad

Doña María Trinidad Espinoza Medina de 104 años, vive en Copal de Quebrada Honda, mientras que don Pachito (José Bonifacio Villegas Fonseca de 103 años) vive en Pochote de Quebrada Honda. Ambos son amigos desde hace más de 90 años, y su edad y su distancia no les impide visitarse regularmente. En esta ocasión celebraron junto a su amigo don Jorge Vindas, el cumpleaños número 102 de Pachito.

Por: Silleny Sanabria Soto.

Don Jorge Vindas López, es un sancarleño de 57 años, que pasa su mayor parte del tiempo en la Península de Nicoya, visitando, ayudando, aprendiendo, y buscando proteger la vida de los adultos mayores de la zona. Su amor por los longevos de la provincia, lo motivó a fundar la Asociación Zona Azul de la Península de Nicoya, una organización cuyo fin es visibilizar a esta excepcional población centenaria.

¿De dónde surge su amor y pasión por las personas adultas mayores?

A diferencia de muchos yo tuve una escasa relación con mis abuelos, porque mis abuelos maternos no los conocí y mis abuelos paternos vivían muy lejos de mí, entonces esa carencia comenzó a llenarse cuando comencé a trabajar con esta población. Desde aquí comencé a tomarles mucho cariño, y muchos me han adoptado como nieto, y cuando uno conoce a tantas personas mayores, conoce su historia, comparte, etc, y comienza a tomarles mucho más cariño.

¿Qué es lo que más les admira?

La gente mayor tiene la capacidad de adaptarse a situaciones distintas. Esa vida tranquila que ellos llevan, no solo lo admiro sino que trato de aplicarlo a mi vida. Esa forma de vida tan sencilla, sin dinero no porque no hayan querido sino porque para ellos lo más importante siempre fue la familia, tener un techo, abrigo, comida y obtenerlo a punta de trabajo, sin tener mucho dinero. Ellos piensan que cuanto menos dinero es mejor, pues la felicidad no está aliada al dinero, y así hay una vida más tranquila al lado de su familia.

¿Durante su trabajo con esta población, cuál experiencia lo marcó?

He tenido muchas experiencias, contar una sería muy ingrato, pero recuerdo la primera entrevista que hice fue a un centenario de 102 años, y cuando terminé no había entendido aún que ¡había estado hablando con una persona de 102 años! Y ahí me enamoré de ellos y reafirmé que merecen el respeto de todos y que no se les ha dado el lugar que necesitan.

En sus publicaciones siempre menciona a estas personas como sus amigos. ¿Así los considera?

¡Claro que sí, ellos son mis amigos!, y es un gran honor cuando me dicen que yo soy su amigo y en algunas ocasiones me dicen que soy más bien un hermano. Cuando un centenario me dice eso, con toda su experiencia y sus años vividos me siento muy feliz. Encariñarme con ellos es muy fácil, pero la parte fea es que en su mayoría los pierdo en muy poco tiempo, y esto es muy doloroso. 

¿Cuál es la mayor enseñanza que le dejan estas personas?

Lo básico para tener una vida digna trabajando y con mucha fortaleza. Es por ello que hay que proteger a estas personas con un don invisible, que sigan viviendo tal y como lo han hecho durante años y protegiéndolos y aprender de ellos. Lo que más extrañan los centenarios es trabajar, así lo dicen siempre, trabajar les da vida. “Pachito”, un amigo sigue montando a caballo, Dora también ayuda en la cocina picando papa, hay que dejarlos trabajar y sentirse útiles siempre con supervisión.

¿Cómo se ve don Jorge de adulto mayor?

La edad son solo años que van pasando. Yo no me siento viejo, los centenarios no se sienten viejos en su gran mayoría. Si Dios me permite llegar a ser adulto mayor, me imagino con buena salud, al lado de mi familia, intentaré no estar amargado y quisiera no estar solo.

¿Cuál es el legado que quiere dejar don Jorge con su amor por los adultos mayores?

Que la gente entienda que la vida no se termina a los 60 ni a los 70 años. Además, que los jóvenes entiendan que estas personas son sabios, con derechos y que merecen respeto. Me gustaría que podamos aprender de ellos. Los centenarios comprobaron que su estilo de vida funciona y la prueba es que tienen 100 años. Enseñar a los jóvenes que visiten a los ancianos, aunque no sean de su familia, en los centros diurnos, los hogares de ancianos, pues eso los pone muy felices. 


Educación

23 Abr 2024

Iveth Stacey Jiménez Vallejos Gana primer lugar del concurso “Cuentos de mi escuela”

Iveth Stacey es estudiante de cuarto de la Escuela Cañas Dulces, de Liberia, su obra “Un sueño...

Salud

22 Abr 2024

Clínica 25 de julio de Hospital Metropolitano ofrecerá especialistas en emergencias médicas 24/7 en beneficio de la comunidad guanacasteca

A partir del 19 de abril, más de 80.000 personas podrán tener acceso a servicios especializados en atención...

Deportes

24 Abr 2024

Tercera fecha del campeonato nacional

650 amantes del voleibol de playa dinamizaron la economía de Sámara

Cultura

10 Abr 2024

Día Mundial del Libro se celebra con conciertos, feria, talleres y mucho más

El Día Mundial del Libro y del Derecho de Autor, que se celebra cada 23 de abril, es una ocasión...

Ambiente

24 Abr 2024

Costa Rica, República Dominicana y Alemania trabajan para garantizar la participación justa y equitativa de beneficios obtenidos del uso de recursos genéticos y bioquímicos de la biodiversidad.

Países se unen en un proyecto de Cooperación Triangular para trabajar en el fortalecimiento de capacidades...