Publicidad

Nuevo centro de cuido para osos perezosos abre sus puertas en reserva del Braulio Carrillo.
  • “Hábitat y centro de cuido para osos perezosos”, nace como una colaboración entre el parque Rainforest Adventures con el Santuario de Perezosos Penshurt ubicado en Limón, como parte de su Programa de Educación Ambiental.
  • Ash, Zeus, Ollie´s y Tonka son los cuatro Choloepus (perezosos de dos dedos) que habitarán el nuevo centro.
  • Un nuevo centro de cuido para osos perezosos abrió sus puertas en la reserva del parque de Rainforest Adventures (RFA), ubicado en las cercanías del Parque Nacional Braulio Carrillo, con el objetivo de brindarle un nuevo hogar a estos animales que por diferentes circunstancias no pueden ser liberados ni regresar a su hábitat natural, pero, que necesitan un lugar dónde vivir.

    El “Hábitat y centro de cuido para osos perezosos”, nace como una colaboración entre Rainforest Adventures y el Santuario de Perezosos de Penshurt ubicado en Limón, el cual busca, además, promover la protección de esta especie y educar a la población sobre su importancia para el medio ambiente.

    Este será el nuevo hogar de Ash, Zeus, Ollie´s y Tonka, cuatro Choloepus (perezosos de dos dedos) quienes desde muy pequeños fueron rescatados por el Santuario ubicado en el Caribe tras perder a sus madres y quedar huérfanos, situación, que les impidió desarrollar las habilidades y las condiciones para sobrevivir por su cuenta en el medio natural.

    “En Costa Rica se cuenta con centros dedicados a rescatar osos perezosos que han sido atropellados, electrocutados, atacados por otros animales o casos en los que han quedado huérfanos desde muy pequeños porque sus madres los abandonaron o fallecieron por alguna de esas mismas causas. Algunos podrán volver a su hábitat natural, pero otros tendrán que vivir siempre en un espacio controlado, y es aquí donde entramos nosotros, para colaborar con la labor que realiza el Santuario de ofrecerles un hogar permanente”, explicó, el director de Operaciones del RFA, Luis Diego Castillo.

    Por su parte, la gerente Comercial, Grethel Jiménez expresó que, “están muy orgullosos de que estos cuatro hermosos Choloepus criados a mano hayan sido elegidos para representar el trabajo del Santuario de Perezosos de Costa Rica y para ser una parte importante del Programa de Educación Ambiental de Rainforest Adventures”.

    “Es parte de nuestro compromiso con la preservación de la flora y fauna que nos ha caracterizado por años, por eso, nuestra reserva en Braulio Carrillo tomó la iniciativa de iniciar este nuevo proyecto del cual deseamos invitarles a formar parte con su visita”, añadió.

    Usted puede conocer a los perezosos con su ingreso al parque de Rainforest Adventures, y observarlos de manera segura y sin causarles estrés, además, podrá realizar otras actividades al aire libre como el tour en teleférico, conocer los ranarios y los serpentarios o realizar caminatas por senderos.

    Las historias detrás de estos perezosos

    Tonka

    Durante una fumigación contra el dengue en el Parque Nacional Cahuita, los llantos de un animal bebé llamaron la atención de los empleados del Ministerio de Salud, dónde encontraron a un bebé Choloepus, solo, en el suelo sin su madre. Sin saber cuánto tiempo estuvo la cría en el suelo, pensaron que lo mejor era llevarla al Santuario de Perezosos para obtener ayuda lo antes posible.

    Determinando que esta pequeña cría, huérfano o abandonada, con un peso de solo 535 gramos se concluyó que no podía tener más de una semana de edad. Debido a que fue encontrado en el área que acababa de ser fumigada, se le dio un baño caliente para lavar cualquier residuo, aunque, los funcionarios del Ministerio de Salud indicaron que no era perjudicial para los animales ni para los humanos. Este pequeño y robusto perezoso se adaptó tan bien y era un tan fuerte que se le llamó Tonka.

    Solo unas horas después del rescate de Tonka, otro pequeño Choloepus abandonado fue llevado al centro de rescate del Santuario, una cría al que llamaron Ollie. Cuando ambos bebés estaban estabilizados y comían bien, se colocaron juntos en una incubadora, y desde entonces, se convirtieron en mejores amigos.

    Ollie

    Tonka, recién rescatada, acababa de instalarse en su incubadora después de un examen físico minucioso con atención de primeros auxilios y con una barriga llena de leche, llamaron a recepción para recibir a dos nuevos bebés Choloepus.

    Estos bebés son un misterio porque fueron encontrados juntos en el suelo y sin su madre a la vista. La hembra pesaba 1000 gramos y era fuerte y estaba en buenas condiciones, pero el pequeño macho pesaba solo 775 gramos, estaba delgado y deshidratado, por lo que se llegó a creer que la mamá ya no podía cuidarlos y los abandonó a ambos. Se cree que estos bebés a los que llamamos Ollie y Mia son gemelos.

    Siempre era un misterio por qué un perezoso bebé de apariencia saludable se encontraba abandonado. Una madre abandona a uno de sus gemelos al nacer porque no es físicamente capaz de criar con éxito a dos bebés al mismo tiempo. Mamá perezosa tiene dos tetinas en lo alto de su pecho, por lo que no hay suficiente espacio en su pecho para criar completamente a dos bebés, tampoco tiene la resistencia física para llevarlos y enseñarles los caminos de un perezoso salvaje durante todo un año. Su descendencia tendrá al menos dos tercios de su tamaño y peso en el momento del destete social, después de aproximadamente un año, momento en el cual la madre se muda a otra parte de su territorio, dejando al sub adulto en su territorio de origen.  De alguna manera, estos dos bebés pudieron quedarse con mamá hasta que ella supo que tenía que abandonarlos.

    Tanto Tonka como Ollie se recuperaron rápidamente de la trágica pérdida de su madre y ahora son inseparables.                                

    Zeus Mazoo

    Una llamada de emergencia llegó de un residente de Guácimo, una ciudad a aproximadamente una hora y media al norte del Santuario, unos perros habían atacado a una madre perezosa con su cría recién nacida. Cuando se llegó a la casa, se descubrió que, lamentablemente, la madre no había sobrevivido al ataque, pero había salvado a su bebé de posibles lesiones, protegiéndolo con su cuerpo.

    De vuelta en el Santuario, un examen físico completo mostró que la cría, un macho, había nacido en las últimas veinticuatro horas evidenciado por el proceso de curación de su cordón umbilical, el mismo examen mostró que no había sufrido ninguna lesión física.  Se pudo apreciar que extrañaba, terriblemente, a su madre, así que lo colocaron en una manta suave y luego lo envolvieron en una cobija de bebes y eso pareció calmarlo.  Le ofrecieron leche de cabra caliente, que bebió con entusiasmo, luego colocaron a la cría en una incubadora para permitirle descomprimir de su difícil experiencia. Llamaron a este pequeño bebé Zeus Mazoo. Era tan pequeño que sabían que merecía un gran nombre.

    Al día siguiente el santuario recibió otro pequeño Choloepus, macho, de Puerto Viejo que se encontraba abandonado en el suelo. Lo llamaron Ash por su cabello rubio inusual. Después de su examen médico, Ash recibió leche tibia y se presentó a Zeus Mazoo en su incubadora y literalmente se abrazaron y no han estado separados desde entonces.

    Ash

    Ash lleva su nombre debido a su inusual cabello rubio. Llegó al santuario de Caribe tras ser encontrado solo en el suelo bajo un árbol en las playas de Puerto Viejo, se intentó ubicar a su madre cerca de dónde se encontró, pero, fue en vano.

    Tras un examen se determinó que no tenía lesiones, pero su cordón umbilical todavía estaba sanando, lo que indicaba que se trataba de una cría recién nacida, con un peso de solo 480 gramos, unos 100 gramos menos de lo que un bebé Choloepus normalmente pesaría

    Ash tenía una apariencia muy saludable: ojos y oídos abiertos, dientes presentes, completamente peludo, uñas duras, y era muy fuerte, creíamos que podía ser de un nacimiento gemelo.

    Y efectivamente, solo dos días después revieron una llamada del rescatador de Ash; acababa de encontrar otro pequeño Choloepus en el suelo en el mismo lugar. Tenía el mismo color de cabello rubio. Tenía mucho frío y una congestión en los pulmones, a la que llamaron Hope (Esperanza). Ella era una luchadora, bebía leche y tomaba sus medicamentos, pero tristemente, Hope perdió su lucha y falleció después de sólo ocho días con nosotros.

    La madre generalmente abandona a uno de sus bebés gemelos al nacer, o a medida que crecen, uno se caerá porque simplemente no hay suficiente espacio en el pecho de la madre para criar a dos bebés al mismo tiempo.


    Educación

    31 Ene 2023

    Gobierno invertirá más de ¢14.251 millones en proyectos de infraestructura educativa para Guanacaste durante el 2023

    La región Chorotega cuenta con 66 órdenes sanitarias en centros educativos. Se tiene como meta...

    Salud

    19 Ene 2023

    Dele prioridad a la salud visual esta entrada a clases

    1 de cada 4 niños padece algún defecto visual según la Academia Americana de Oftalmología ¡No se pierda las...

    Deportes

    31 Ene 2023

    Voz de los expertos

     Los periodistas especializados en temas deportivos resaltaron el aporte de Guanacasteca al...

    Cultura

    28 Ene 2023

    Centro de Patrimonio impartirá charla para profesionales interesados en participar en certamen de restauración de edificios patrimoniales

    Como parte de los conversatorios denominados “Café Patrimonio” que brinda el Centro de...

    Ambiente

    31 Ene 2023

    Hotel Olas Verdes, consolida sus objetivos en sostenibilidad al sumar tres certificaciones turísticas: Marca País, CST y Código de Conducta

    Desde su concepción, Olas Verdes tiene en su ADN la sostenibilidad y un enfoque regenerativo, lo que le...