• Casa Francisco Mayorga es desde el siglo XIX epicentro social, cultural y político
  • Edificación de arquitectura vernácula es representativa de las antiguas casas hacienda liberianas
  • Casona se une a otros inmuebles declarados en la Calle Real, como la Gobernación, la Casa Zúñiga Clachar y el Puente Real                                   
  • Sobre la Calle Real de Liberia y la avenida Francisco Mayorga Rivas (1862, Nicaragua - 1940, Costa Rica) se levanta añosa, pero todavía dignamente, la casona que fuera propiedad de este político, hacendado y filántropo guanacasteco, inmueble que hoy cuenta con declaratoria como Patrimonio Histórico-Arquitectónico del país.

La vernácula construcción de bahareque, puerta del sol y otrora techo entejado, cuenta al menos con 150 años de existencia, por lo que recuerda otras épocas de fuertes vínculos con Nicaragua, enormes fincas ganaderas, antiguos Topes de Toros y muchas Pasadas del Niño que acontecieron en su frente.

Según el estudio que da pie a su reciente declaratoria patrimonial, esta es una de las pocas “casas hacienda” que subsisten en Liberia. Estas edificaciones están caracterizadas por su distribución en zaguán, patios internos, jardines y áreas para el cuido de los animales y pequeñas empresas artesanales. La casa del patrón de la hacienda era una especie de extensión del campo y sus labores.

Foto: Autoridades del Ministerio de Cultura y Juventud hicieron la entrega del distintivo patrimonial a la Junta de Educación de Liberia, propietaria del inmueble. En orden usual: Vera Vargas, viceministra de Cultura; Sully López, directora del Centro de Patrimonio y Nayuribe Guadamuz, ministra de Cultura y Juventud, acompañadas por una integrante de la Junta. Por: Viceministerio de Cultura-MCJ.

“La casa de Francisco Mayorga fue construida hacia la segunda mitad del siglo XIX (1850-1870), y como tal, representa los ideales y los valores de una ciudad que creció y evolucionó al abrigo del negocio de las haciendas ganaderas guanacastecas, y que, por ende, se benefició del progreso y el desarrollo sociopolítico, económico y cultural de la región”, indica María Soledad Hernández, historiadora del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural.

“En este sentido, la edificación forma parte de la herencia y la memoria del patrimonio construido y de sus antiguas casas-hacienda, como evidencia del desarrollo urbanístico que tuvo lugar en el siglo XIX y su apogeo en la ciudad de Liberia”, agrega.

Originalmente fue casa de habitación de la familia Santos Aguirre, hacendados y suegros del político. Luego fue heredada a Mayorga por su esposa, Ninfa Santos Aguirre y posteriormente, habitada por las hermanas de éste. A su muerte, la casona pasó por voluntad de Mayorga a la Junta de Educación de la Escuela de Liberia, actual propietaria. No obstante, y hasta la fecha, siempre ha estado habitada por alguno de sus descendientes.

En las últimas décadas del siglo XX la Casa Francisco Mayorga fue dividida para destinar el frente que da a la avenida para locales comerciales. Actualmente hay un minisúper en la esquina y contiguo, talleres de costura y reparación de electrodomésticos. A pesar de esto, la construcción mantiene su original diseño en forma de U, con un gran patio interno bordeado por corredores.

Según se determinó en el estudio, estas adaptaciones son reversibles en una futura restauración y la casa conserva elementos fundamentales de su tejido histórico, de su lenguaje arquitectónico, de su diseño original y de los materiales comúnmente utilizados en la arquitectura de bahareque de las casas liberianas del siglo XIX.

A criterio de Ileana Vives Luque, arquitecta contraparte del estudio, la vivienda mantiene un estado aceptable de conservación, pero requiere restauraciones en paredes, columnas y, principalmente, en el sistema eléctrico. Además, recomendó realizarle un análisis estructural, así como un estudio de vulnerabilidad sísmica.

¿Por qué conservar el patrimonio vernáculo? Según consideró el estudio hecho por las profesionales en Arquitectura e Historia, las casas de adobe y bahareque que aún existen en Liberia son parte de un paisaje cultural que pone en diálogo los sistemas de valores y conocimientos que integran el patrimonio construido, el patrimonio intangible y patrimonio natural que posibilitó el desarrollo de toda la región.

“Es necesario preservar y de poner en valor los saberes constructivos de los portadores asociados a la arquitectura en tierra, el uso de materiales sostenibles y amigables con el ambiente, así como la historia y la memoria viva de sus barrios, sitios donde se han celebrado desde hace casi 200 años festividades, desfiles y actividades, con profundos significados para la comunidad liberiana y guanacasteca”, argumenta Hernández.

Las profesionales señalaron que esto resulta imperativo si se repara en las constantes demoliciones de edificaciones vernáculas y a su desvalorización sistemática por su aparente vulnerabilidad sísmica y a la escasa investigación científica al respecto. Por lo tanto, la permanencia de esta edificación resulta significativa y aporta valor al paisaje histórico-arquitectónico de la ciudad de Liberia y del país.

“La puesta en valor que otros países del continente americano y del mundo están realizando con respecto a la arquitectura en tierra, tiene que llevarnos a reflexionar sobre nuestro patrimonio vernáculo, la urgencia de investigarlo y entenderlo en su dimensión histórica, de cara a su revitalización y a sus nuevas funcionalidades”, planteó la historiadora..

Luego del análisis, el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural determinó que la Casa Francisco Mayorga es un testimonio y un documento de la arquitectura construida con tierra, específicamente la técnica del bahareque, y forma parte sustantiva del paisaje cultural de la Calle Real; un inmueble de valor histórico, arquitectónico, paisajístico y de memoria sociocultural.

Con esta nueva declaratoria patrimonial, la Calle Real de Liberia, principal vía donde habitaron prominentes hacendados y políticos como el mismo Francisco Mayorga Rivas, gana otro inmueble protegido por ley que se une a otros declarados anteriormente como: la Gobernación, la Casa Zúñiga Clachar y el Puente Real.


Educación

13 Jun 2024

PROGRAMA “ÉRASE UNA VEZ TERRITORIO” FINALIZA TEMPORADA 2024 EN SANTA CRUZ

En la segunda edición 2024 en Perez Zeledón, se registró la asistencia de 8.852 estudiantes, lo...

Salud

28 May 2024

Congreso de medicina perfiló las últimas tendencias en el campo de la estética

34 expositores de varios campos mostraron últimas tecnologías

Deportes

03 Jun 2024

Prueba de ciclismo espera 300 participantes en marco del Bicentenario de la Anexión del Partido de Nicoya

Ruta Los RU2 promoverá turismo local en la edición 14

Cultura

13 Jun 2024

Inscriba sus proyectos e iniciativas para conmemorar el Bicentenario de la Anexión del Partido de Nicoya a Costa Rica

Organizaciones, asociaciones, cámaras empresariales, empresas privadas, colectivos de la sociedad...

Ambiente

12 Jun 2024

PNUD REALIZA MUESTREOS DE LA CALIDAD DE LAS AGUAS COMO PARTE DE LAS ACCIONES DEL PROYECTO CONECTANDO COMUNIDADES Y ECOSISTEMAS

Muestreos revelan rastros de 33 plaguicidas en aguas de la Cuenca del Río Sixaola, incluyendo en la...