Melissa Solís Cordero / Periodista Periódico Mensaje

A su corta edad, el joven costarricense Malakai Martínez, vecino de Tamarindo ha marcado récords en la lista de campeones surfeadores nacionales e incluso internacionales.

La historia de un surfista que quiere llegar a ser profesional se comienza a forjar desde muy temprano, casi desde su nacimiento.

“Desde los dos años, mis padres me metían al mar, y fueron los que me enseñaron mi pasión de hoy, ellos han sido mis únicos maestros en el surf”, dijo Martínez.

Así comenzó a escribir su reseña en el deporte de las olas. Hoy es figura del surf costarricense con apenas 15 años. El joven tablista nació en San José, su madre es de nacionalidad estadounidense y su padre oriundo de Tamarindo. Ahí en esas olas, se crio el joven surfista.

Sus padres han sido competidores de este deporte, por lo que Martínez lo trae en su sangre. Fue a los cinco años cuando tuvo su primer torneo en Tamarindo, logrando el segundo lugar.

“Luego de eso, lo tomé más en serio, ahora lo que me importa es competir con los mejores del mundo y ser el primer costarricense en clasificar en los torneos”, aseguró el guanacasteco.

En el 2012-2013 y 2015 fue campeón nacional de surf en las categorías: Boys, Junior y Open.  Este 2016, fue campeón en el Campeonato Guanacasteco de Surf.

“Cuando estoy en el agua me convierto, es una sensación... uf, no sé cómo explicarla, es algo increíble, quiero ser surfista profesional”, agrega el guanacasteco.

También alcanzó la victoria en el campeonato “Ripcurl Gromsearch”, siendo campeón norteamericano de surf 2016.

“He participado en más de 50 torneos, y he ganado más de 20 entre nacionales e internacionales”, expuso Martínez.

Siempre ha estado presente en los Campeonatos Nacionales de Surf y en los Campeonatos Guanacastecos de esta disciplina. Martínez afirma que no puede perderse ni uno solo.

“Admiro a John John Florence (surfista hawaiano), y también a Carlos Muñoz. Quiero ser como ellos o mejor, quiero ser campeón del mundo”, agregó Malakai.

Hoy Martínez cursa su décimo año de colegio, y en su tiempo libre, también le gusta ir a pescar con su familia o amigos.

El 27 de diciembre viajará a Hawaii, en búsqueda de las olas más grandes en las que nunca antes ha practicado, todo por seguir su lema “Ser el mejor surfista de Costa Rica y del mundo”.