Miles de estudiantes de 230 escuelas y colegios de todo el país se benefician ya con la instalación de internet de banda ancha, gracias al convenio interinstitucional entre el Ministerio de Educación Pública (MEP) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

La instalación de fibra óptica en escuelas y colegios se extiende por todo el territorio nacional, llegando a lugares de difícil acceso como Talamanca  —donde se han conectado 5 centros—, Copal de Nicoya, Los Chiles e Isla de Chira, entre otros.

Los servicios en los 230 centros educativos tienen velocidades de entre  4 y 100 Mbps, para una inversión final de ₡560 millones.

Este año, la meta es de 400 sitios adicionales a los ya instalados, mientras que se pretende que el próximo año, 1.000 escuelas y colegios cuenten con fibra óptica.

El objetivo primordial de la sinergia entre el Instituto y el MEP es facilitar el desarrollo tecnológico en los centros educativos para dotar de herramientas que mejoren  el proceso educativo de los estudiantes.

De acuerdo con Sonia Marta Mora, ministra de Educación Pública, el proyecto de conexión por fibra óptica se está realizando para crear una plataforma tecnológica que le permita a la comunidad educativa la utilización de herramientas de última generación.

“Este esfuerzo está ligado intrínsecamente con los cambios de los planes de estudio; todo en busca de encontrar una sociedad más inclusiva”, indicó Mora.

Por su parte, el gerente de Telecomunicaciones del ICE, Jaime Palermo, comentó que “en el ICE seguiremos facilitando la conectividad y estamos orgullosos de que este proyecto ayude a cerrar la brecha digital, a fortalecer los métodos educativos y a facilitar el acceso a la tecnología en la población estudiantil.