Melissa Solís Cordero / Periodista Periódico Mensaje

El mundo celebró el Día Internacional de las personas con discapacidad el pasado 3 de diciembre, grupo con alguna restricción o impedimento de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para el ser humano. Es compleja, dinámica y multidimensional; puede ser temporal o permanente.

Según el último censo realizado por la Universidad de Costa Rica en el 2011, en Costa Rica prevalece un 10, 5% de personas discapacitadas, cifra que aumentó de forma considerable, respecto al realizado en el 2000, cuando sólo un 5,4% de la población costarricense padecía de alguna discapacidad.

Los datos revelan que el 10.4% de los hombres versus 10.7% de las mujeres son discapacitadas. Se dice que el 79% de ellos y el 77% de ellas presentan sólo un tipo de discapacidad.

Las estadísticas no son muy diferenciadas en cuanto a las zonas donde habitan, siendo el 11% en las rurales y 10% en las urbanas.

Entre las personas discapacitadas, la mayor proporción tiene entre 45 y 59 años de edad, según el último censo realizado por la UCR.

Sólo una tercera parte de la población con discapacidad se encuentra ocupada. El 7% estudia, el 24% realiza oficios domésticos, el 18% se encuentran pensionados, 34% ocupados, 1% desocupados, 16% otro inactivo.

Si nos vamos años atrás, según el censo realizado en el 2000 por el INEC, dentro de las zonas rurales, la población con discapacidad, alcanzó los 5,91% en la provincia de Limón, un 7,46% en Puntarenas, 7,11% en Guanacaste, 4,79% en la provincia de Heredia, 5,15% en Cartago, 5,67% en Alajuela y un 5,81% en la provincia de San José; con base en el 100% de la población rural.

En ese mismo periodo, en cantones como: Nandayure, Abangares, Carrillo, Santa Cruz y Nicoya, aumentan el promedio de personas con discapacidad en al menos un 3%, siendo Santacruz y Nicoya los más altos, con un 9,2% y un 8,8% del total de la población de estos cantones respectivamente.

Las personas con discapacidades conforman uno de los grupos más marginados del mundo. Hoy en día la discapacidad se considera una cuestión de derechos humanos. Las personas están discapacitadas por la sociedad, no sólo por sus cuerpos. Estos obstáculos se pueden superar si los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales, los profesionales y las personas con discapacidad y sus familias trabajan en colaboración, según el Informe mundial sobre discapacidad publicado por la OMS/el Banco Mundial.

La Organización Mundial de la Salud revela que más de mil millones de personas, o sea, un 15% de la población mundial, padece alguna forma de discapacidad.