Melissa Solís Cordero / Periodista Periódico Mensaje 

Costa Rica continúa su apuesta en el mercado aeronáutico, como reflejo está el lanzamiento del nuevo clúster aeroespacial que se realizó el pasado 8 de marzo en el país.

Según Pedro Beirute, gerente general de la Promotora de Comercio Exterior (PROCOMER), ésta innovadora conformación tiene como propósito posicionar a Costa Rica en el mapa mundial de la industria aeroespacial.

“A la fecha el Cluster tiene 25 empresas de diferentes sectores: mecánica, electrónica, servicios, mantenimiento, reparación y software, que ya tienen plan de trabajo y objetivos estratégicos para exportar este talento”, dijo Beirute.

Actores como Ad Astra, liderado por Franklin Chang Díaz y Coopesa en el sector aeronáutico, así como Avionix, Infacom, Sensors Group Costa Rica, Tico Electronics, son algunos de los nombres de las empresas que encabezan la lista del Cluster.

Por su parte, Marko Mileta, presiente de Costa Rica Aerospace Cluster enfatizó que el país puede converger en una industria sexy como ésta y que todos la reconozcan.

El mercado aeronáutico presenta un crecimiento agresivo entre el 5% y 7% anual en el país, es dinámico y estable, que no fue afectado durante la crisis del 2009.

“Representa una excelente oportunidad para Costa Rica, que requiere de mano de obra calificada, de entrenamiento, precisión, y sofisticación, todo lo que puede alcanzar el país”, aseguró Chang.

En el evento, el Astronauta costarricense expresó a Periódico Mensaje que Liberia es el futuro del país en el campo tecnológico.

“Yo veo Liberia como el futuro del país en el campo tecnológico, parecido a Silicon Valley, en California, que pasó de ser una región agrícola a una de las más ricas de Estados Unidos; que se reconoce por el acelerado aumento en la cantidad de puestos de trabajo relacionados con la tecnología. Liberia tiene la misma fisionomía de esta región. Con la visión de establecer centros de educación, de entrenamiento, y capacitación del personal que estaría trabajando en estas empresas, así sacando el trabajo del Área Metropolitana que está congestionado”, afirmó Chang.

Luego de implementar su laboratorio Ad Astra Rocket en la Ciudad Blanca, en el 2006, continúa su compromiso en la innovación.

“En Liberia estamos haciendo cosas nuevas, cosas muy innovadoras en el sentido de utilizar energías renovables para poder desplazarnos en transporte, y no sólo pensar en el espacio, sino también pensar en transporte terrestre. Estamos trabajando con la integración de energía solar, energía eólica, en sistemas de producción de hidrógeno como un combustible que reemplace el petróleo. Tengo esa idea que podemos empezar ya en Guanacaste, porque tenemos abundancia de sol y de viento y las condiciones son muy propicias para este tipo de negocios”, expuso el Físico.

Franklin Chang puso su mirada en Liberia por su amor a Guanacaste y la añoranza de estar justo ahí; sumado a otras ventajas como la presencia del Aeropuerto Internacional Daniel Oduber, con montañas, la cercanía de las playas y porque era un destino completamente virgen en la aeronáutica

Pero en la actualidad, sumado a los esfuerzos de Chang en Liberia, se unen otros como la empresa AEC en Tilarán, donde se nutren de talento local de muchachos de colegios públicos especialistas en diseño técnico para desarrollar manuales aeronáuticos. Además la Universidad INVENIO de Tilarán que capacita alrededor de 250 muchachos en electromecánica, desarrollo software, y metalmecánica.

Karin Lachner, directora de mercadeo del CINDE, manifestó que en Costa Rica la industria tecnológica crea más de 8 000 puestos de trabajo, y con este tipo de proyectos innovadores como la creación de un nuevo cluster aeroespacial se pretende aumentar la cantidad de plazas de trabajo.

 

.