Foto con fines ilustrativos

Melissa Solís Cordero / Periodista Periódico Mensaje

La investigación científica es una labor fundamental de la educación superior, en la medida que produce conocimiento en temas estratégicos para el desarrollo humano. Según el último informe del Estado de la Educación, con base a los datos disponibles sobre el trabajo que realizan las universidades del país en este campo, sigue concentrada en públicas.

Se estima que pasaron de 400 publicaciones de investigadores a 542 entre 2010 y 2013, un aumento impulsado especialmente por la UNA (la cuál triplicó su participación).

En promedio, hasta el 2015, cinco universidades públicas reportaban 2405 investigaciones en distinta condición de actividad. Cuatro áreas concentraban el 50% de los proyectos: ciencias de la vida, agricultura, ciencias sociales y del comportamiento y ciencias físicas.

Las universidades tienen perfiles marcadamente distintos. En el TEC: agricultura, silvicultura, y pesca, es el área de mayor actividad; en la UCR, las ciencias de la vida; en la UNA, las ciencias sociales y del comportamiento y en la UNED, la formación de personal docente y ciencias de la educación.

Según datos del Estado de la Educación, durante el periodo 1 al 30 de marzo del 2015, entre los proyectos de investigación activos o por iniciar en  la UCR se contabilizaban 1039, en el TEC 400, en la UNA 805 y en la UNED 161.

En cuanto al área más especializada de las ciencias experimentales, ingeniería y tecnologías, un análisis de las publicaciones científicas, a lo largo de una década (2001-2011) permitió identificar comunidades de investigación con fuerte presencia universitaria entre investigadores en las áreas de: Biomedicina, Genética Molecular Humana, Ciencias de la Tierra, Veterinaria, Ecosistemas Acuáticos, Física y Microbiología -Parasitología. Otros campos como: Ciencias agrícolas y Zoología, se encontró una prevalencia de pequeños grupos.

Pese a que las universidades públicas reportan un importante esfuerzo de investigación en estos campos, pareciera indicar que los proyectos no necesariamente concluyen en publicaciones científicas.

Ciencias de la Tierra, Genética Molecular y Ecología son las áreas con mayor vinculación entre universidades y otras entidades. La primera es el principal ejemplo de alianzas intersectoriales, al mostrar lazos entre la UCR, UNA, el ICE, y el MINAE.

De acuerdo con el Informe del Estado de la Educación, la UCR es la principal institución productora de conocimiento en el país. Mantiene una amplia cobertura disciplinaria y aglutina al 51% de los actores relevantes (investigadores con más publicaciones), más de una cuarta parte, en el Instituto Clodomiro Picado y en el Centro de Investigación en Biología Celular y Molecular.

Por su parte, la UNA aporta el 21% de los actores relevantes y muestra una distribución más amplia, según la representación de las unidades académicas: 8% corresponde a Facultad de Veterinaria y el 4% al Ovsicori.

Actualidad UNA

Según datos suministrados por el Departamento de Comunicación de la UNA, se desarrollan  651 programas y proyectos, de los cuales 219 corresponden a investigación.

Actualidad UCR

De acuerdo con la Vicerrectoría de Investigación de la UCR,  considerando Ciencias Básicas, Ciencias Agroalimentarias, Ciencias de la Salud e Ingeniería y arquitectura, se cuenta con 860 proyectos, 108 actividades, 86 vinculaciones externas, 22 programas de investigación, para un total de 1076.

Algunos proyectos de impacto en ejecución por la UCR están: “Científicos descubren antibiótico extraído de las hormigas en bosques costarricenses”, “Investigación de la UCR permitirá reducir cantidad de sal en embutidos”, “Astrofísicos de la UCR en alianza internacional para explorar el espacio”, “Indígenas ticos podrán utilizar computadora en su propia lengua”, entre otros de no menor importancia. Así teniendo presente que son más de 597 proyectos vigentes en las áreas señaladas.

Actualmente la Vicerrectoría de Investigación está en el proceso de evaluación de propuestas para el 2018, por lo que aún no se cuenta con el dato de los proyectos que entrarán nuevos, sin embargo, se puede indicar que de los proyectos que actualmente están vigentes, más de la mitad tienen una vigencia mayor al próximo año.