Melissa Solís Cordero / Periodista Periódico Mensaje

El edificio de la antigua Comandancia de Plaza de Liberia destaca como la primera fortificación militar de Costa Rica. Transformado desde el 2009 en la sede del Museo de Guanacaste, este inmueble de concreto armado le dice al pueblo que la única pieza en exposición, pero la más valiosa, es él mismo.

Ubicado en el antiguo Cuartel, en la ciudad de Liberia, se empezó a construir durante el tercer gobierno del presidente Ricardo Jiménez Oreamuno (1932-1936) y fue inaugurado el 14 de enero de 1940, en la administración de León Cortés Castro.

Diseñado por el prolífico arquitecto José María Barrantes, el inmueble exhibe las características típicas de la arquitectura militar de principios del siglo XX, y cuenta con un área de 3.150 metros cuadrados de construcción, distribuidos en tres niveles.

Dentro de sus muros, el inmueble albergó, la cárcel de Liberia, acopio de armas y la sede de la Fuerza Pública, hasta que fue declarado patrimonio histórico-arquitectónico de Costa Rica con el decreto N.° 27506-C del 17 de diciembre de 1998.

El Museo nace con el objetivo de promover la participación de las comunidades en la revitalización del Patrimonio Cultural y Natural de la provincia, además de rescatar las manifestaciones culturales y los objetos que contribuyan a la construcción acerca de la historia guanacasteca.

Museo en acción

Anualmente este Museo realiza su Festival de Arte en donde se congregan manifestaciones de artes plásticas, teatro y música en una actividad que tiene una duración aproximada de una semana.

En este momento, el Museo de Guanacaste se encuentra en un proceso de organización de su guion permanente y sus exhibiciones temporales, el Museo está abierto de manera gratuita para quien quiera visitar y conocer el edificio histórico en el que está ubicado.

Ligia Zúñiga, presidenta de la Junta Administradora del Museo de Guanacaste afirmó que el enfoque principal continúa siendo la restauración del edificio. Hay dos salas debidamente instaladas pero otras están muy deterioradas. Partes del edificio en condiciones precarias.

“Vamos por partes, pero nos avocamos a brindar con lo que tenemos el servicio a la comunidad guanacasteca. En este momento estamos firmando una carta de convenio con la Universidad de Costa Rica para proyectos culturales que se puedan restablecer. Estamos en las primeras conversaciones con la Escuela de Arquitectura de la Universidad Veritas, para un estudio de restauración y diseño de las partes en mal estado”, dijo Zúñiga.

Se está tratando de utilizar ciertos mecanismos para evaluar la posibilidad de que instituciones puedan colaborar con el Museo. En este sentido, se están presentando proyectos, por ejemplo al Inder, en búsqueda de  recursos. La idea es tener todas las salas a disposición del público.

Se quiere tener una exposición permanente este 2017, por lo que se trabaja en las gestiones. Se requiere seguridad, para conseguir este proyecto.

“Debemos fortalecer la parte cultural Guanacaste, una de las riquezas que tenemos los guanacastecos, además del turismo de la zona, biodiversidad, clima y demás”, expresó la Presidenta.

Se plantea abrir una sala sobre la biodiversidad que ofrece la provincia, porque esta riqueza natural, es parte de la cultura.

Durante el 2016 hubo cuatro exposiciones en el Museo: Vivamos Nuestra Democracia (en coordinación con el Tribunal Supremo de Elecciones y la UCR), muestra del artista costarricense Juan Carlos Chavarría en un tema fundamental a nivel mundial “El cambio de las armas por el arte (en colaboración con el Ministerio de Seguridad), una exhibición de piezas miniaturas precolombinas (en conjunto al Museo de Jade y el INS), la exposición de Yolanda Oreamuno (poeta costarricense de máximo valor) en su centenario; así también conciertos: con el cantautor costarricense Cristian Porras y el colombiano Alejo García.

Este año igualmente habrá recitales poéticos, presentaciones de libros (coordinando con el centro literario de Guanacaste), y mucho más.

“En este momento el Museo es utilizado para ensayos de: música del SINEM, de teatro, ensayos del grupo de adultos mayores de folclor, y resto de grupos organizados culturales que ocupan un escenario para desarrollar sus habilidades culturales”, concluyó Zúñiga.