El proyecto de ampliación del acueducto de Sardinal-El Coco-Ocotal, una obra que beneficiará a 35.000 personas de Carrillo, iniciará la fase constructiva en las próximas semanas. El AyA avanza en la etapa de licitación después de que los estudios técnicos confirmaran la buena salud del acuífero.

“El proyecto en Sardinal consta de tres componentes que ya se licitaron: el tanque de almacenamiento, las tuberías y el campo de pozos. Tras el análisis de las ofertas, el inicio de la etapa de construcción está programado para noviembre”, indicó Natalie Montiel, ingeniera de la Subgerencia General del AyA.

Por su parte, el informe de la Unidad Técnica de Perforación del AyA confirmó en agosto que el acuífero se encuentra en buenas condiciones para su aprovechamiento. Los dos pozos perforados aportarán 70 litros de agua por segundo.

Además, los estudios demuestran la excelente calidad del agua. La ampliación del acueducto es un proyecto de ¢1.500 millones. Su entrada en operación está programada para el segundo trimestre de 2018.

Acuífero monitoreado

Un Comité Técnico Interinstitucional monitorea el acuífero de Sardinal mensualmente gracias a una red de 33 pozos desde 2009. Este Comité lo integran el AyA, el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas Riego y Avenamiento (Senara) y la Universidad de Costa Rica (UCR).

Los estudios realizados demuestran, con evidencia científica, que el acuífero Sardinal tiene el suficiente caudal para abastecer las necesidades de agua potable y que cuenta con la suficiente capacidad de recarga. Incluso mantiene su caudal a pesar del periodo de sequía 2015-2016.

Por otra parte, el AyA forma parte del Comité del Plan de Aprovechamiento Sostenible del Acuífero de Sardinal junto con la comunidad, el gobierno local, el Senara y el Minae. Este grupo lleva a cabo acciones para la protección de las cuencas hidrográficas, zonas de recarga, ríos y fuentes de agua en un esfuerzo por hacer un uso racional y sostenible del recurso hídrico.