Cortesía: Presidencia

Con la extracción de lastre en el Tajo El Gallo, se inició el pasado 10 de julio la rehabilitación de caminos vecinales dañados por el huracán Otto en los distritos de La Cruz y La Garita, del cantón de La Cruz, Guanacaste.

Ya se encuentran en el sitio una niveladora y una compactadora, y en cuanto la disminución de lluvias lo permita se iniciarán las labores de lastreado.

Los trabajos consisten en la producción de lastre y rehabilitación con este material de la carpeta rodante en un total de 18 km de caminos, incluyendo construcción de alcantarillas y conformación de cunetas:

Distrito                Camino                                           Longitud
La Cruz Porvenir- El Gallo 2,70 km
La Cruz Bello Horizonte 4,80 km
La Cruz El Porvenir 6,90 km
La Garita San Fernando 3,59 km

 

El plazo de ejecución de estas obras será de dos meses. “Esto forma parte de un esfuerzo importante para que en los próximos diez meses en el cantón de La Cruz se rehabiliten los caminos más afectados por el huracán y se reconstruyan completamente seis puentes”, informó Ignacio Arguedas, de la Coordinación General de Proyectos del ICE.

Esto permitirá que en este semestre, en esta zona se inicie cada mes la rehabilitación de un camino o la construcción de un puente, destacó.

Estas obras son coordinadas por la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y ejecutadas por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). La supervisión está a cargo de la Municipalidad de La Cruz, mediante su área de Ingeniería. También se cuenta con el apoyo del Comisionado Presidencial para la reconstrucción del Huracán Otto.

OTRAS OBRAS DE RECONSTRUCCIÓN DE GUANACASTE

Esta semana también iniciaron las obras de limpieza del cauce y canalización del rio Blanco, en el distrito de Mogote, cantón de Bagaces.

Con este proyecto se busca reestablecer la capacidad hidráulica del río en un tramo de 2000 metros, eso con el objetivo de que retome su cauce original. Además de remover un total de 48,160 metros cúbicos de sedimento. El plazo de ejecución propuesto es de 10 semanas, y la inversión ronda los ¢129 millones.