Comenzaron los trabajos de limpieza y canalización de la Quebrada Hornillas, en La Fortuna de Bagaces, Guanacaste. El proyecto forma parte de las obras definitivas aprobadas en el Plan General de la Emergencia, para atender los daños provocados por el huracán Otto.

 Según detallan los ingenieros a cargo de las labores, se canalizará y limpiará un tramo de tres mil metros de la quebrada, con el fin de mejorar la sección hidráulica y disminuir la carga de sedimento que se encuentra en el cauce.Estos trabajos requieren una inversión de ₡202.097.710 y tienen un plazo de ejecución de diez semanas.

 Las obras forman parte de un convenio específico de colaboración entre la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE).

 En esta etapa, el ICE hará las funciones de ejecutor, entendiéndose como la institución que desarrollará algunas de las obras aprobadas por la Junta Directiva de la CNE mediante planes de inversión, de cuya supervisión y seguimiento técnico se encargará la Unidad Ejecutora nombrada y fiscalizada por la CNE.

 Para este convenio específico la Unidad Ejecutora es el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), por medio de la División de Obras Públicas, a través de la Dirección de Obras Fluviales.

 La próxima semana iniciarán los trabajos de limpieza y canalización en el río Cuipilapa y quebrada Los Patos en Bagaces y posteriormente en la quebrada Herrumbre, en el mismo cantón guanacasteco.