Foto cortesía: ICT

En el marco de la celebración del Día de la Niñez, el Instituto Costarricense de Turismo junto a la Fundación Paniamor, reconocieron el compromiso de las empresas suscriptoras al programa “Código de Conducta”, el cual tiene como objetivo desestimular la Explotación Sexual Comercial de menores de edad, asociado a viajes y turismo. Con esta iniciativa, se promueve paralelamente un turismo responsable, enmarcado desde la esencia misma del modelo de turismo sostenible, que se desarrolla en Costa Rica. La actividad tuvo lugar en el Hotel Irazú y contó con la participación de más de 80 empresas participantes del programa.

Para el Instituto Costarricense de Turismo, es de gran importancia promover un destino turístico responsable con los sectores más vulnerables de nuestra sociedad. El programa Código de Conducta, refleja el interés del sector turístico en el desarrollo de un turismo sostenible y responsable con nuestra niñez y adolescencia. Como resultado de este mecanismo de auto-regulación de las empresas vinculadas al sector turístico, hemos logrado que más de 400 empresas sean parte del Código de Conducta”, manifestó Virgilio Espinoza, Jefe de Sostenibilidad y Responsabilidad Turística del ICT.  

La explotación sexual comercial de niñas, niños y adolescentes, es un reconocido problema en el mundo y también en Costa Rica. Sin embargo, el compromiso que ha asumido el sector turístico, junto a la Fundación Paniamor, Cámaras de Turismo y el ICT, ha permitido que seamos considerados como uno de los países más comprometidos, en la erradicación de la Explotación Sexual Comercial de Menores en el sector turismo.

“Desde Paniamor consideramos que es fundamental establecer una alianza, con el sector turístico para que no se convierta en un intermediario de esta actividad, a través de la sensibilización y capacitación del personal, para que este pueda detectar posibles casos de ESCNNA, sepa cómo actuar y denunciar. Además, buscamos promover que las empresas incorporen un enfoque de gestión turística responsable y sostenible, en el que se incluya la protección de los derechos y del desarrollo óptimo de las nuevas generaciones”, manifestó Milena Grillo, Directora de Estrategia e Innovación de la Fundación Paniamor.

Para inscribirse en este programa, las compañías signatarias se deben comprometer a cumplir con los siguientes cinco pasos del modelo del Código de Conducta:

  • Elaborar una política ética de cero tolerancia a la ESCNNA.
  • Capacitar a sus colaboradores a todos los niveles y en horas laborales.
  • Insertar una cláusula en sus contratos con proveedores
  • Suscribir el contrato con el ICT
  • Colocar símbolos externos en lugares visibles para clientes y proveedores.
  • Presentar un informe anual en el que se refleje el grado de cumplimiento de los compromisos