​Foto cortesía Hotel Punta Islita

De conformidad con el Registro de la Propiedad Industrial del Registro Nacional, la patente sobre el Canopy con la cual Darren Hreniuk, busca cobrar por su uso o tomar medidas contra aquellos que no se acercaron a negociar con él, se encuentra anulada.

Canatur mantiene en su poder una certificación reciente emitida por dicho Registro, en la cual se puede verificar, que ésta fue anulada y aparece en todo caso con fecha de caducidad del 20 de octubre del 2010, lo cual invalida en este momento cualquier acción pretendida.

Esto significa que cualquier intención de cobro, como el vocero del señor Hreniuk lo anunció, es improcedente en este momento.

Así mismo imposibilita que las municipalidades procedan con la notificación a las empresas de la zona o pretender inclusive el cierre de negocios que cuenten con la explotación de canopy en sus instalaciones.

Canatur enviará una nota aclaratoria a todos los Municipios para que estén al tanto de la situación actual de esta patente, para evitar confusiones y acciones nulas e innecesarias.

Si alguna municipalidad llega a actuar de esta manera, estaría actuando fuera del marco de su competencia, incurriendo en un error y actuando sin un sustento legal.                    

“Tenemos suficientes argumentos de defensa para asegurar que lo que pretende este señor no tiene cabida legal”, aseguró Isabel Vargas, presidenta de Canatur.

De momento Canatur solicita a los empresarios estar atentos a las estrategias de defensa legales, cuyas acciones concretas se presentarán a la brevedad.