Publicidad
Publicidad
Propuesta del proyecto El Guaco

Guanacaste llega a marcar un hecho histórico a nivel nacional, al convertirse en el primer modelo costarricense en promover un programa donde se unen la cultura y el turismo  en unión de asociaciones comunales. Se trata del Proyecto Integral de Turismo Comunitario que se desarrolla  en la Finca El Guaco, Paso Tempisque en Carrillo.

Es un escenario donde se pretende dotar de actividades típicas guanacastecas, distribuidos en el redondel, una casona típica y el palenque.  Además incorporarán bailes típicos y música tradicional acompañada de cimarrona, con el fin de mantener en la memoria de los costarricenses y el turista las tradiciones que acompañaron a nuestros antepasados.

Edwin Solano, Presidente de la Unión Zonal de Asociaciones de Desarrollo (UZADIS) fue enfático con Periódico Mensaje en que el programa está conformado por varias etapas y en este momento están concentrados en la primera compuesta por: recepción, oficina administrativa, la tortillería y el restaurante tipo palenque.

“Estas van caminando en paralelo, podemos estar hablando que estamos en un 35% de avances en las obras. La idea es que los primeros edificios inicien operaciones en diciembre del 2016 y los primero eventos taurinos para enero del 2017”, expuso Solano.

La capacidad de la finca es amplia. La cocina típica albergará 90 personas de forma alterna, el restaurante palenque hasta 640 personas y el redondel 550 sentadas y 350 en las barreras

Este proyecto beneficiará a más de 75 personas de forma directa en la propiedad, luego en forma satelital a cerca de 80 personas que van a prestar servicios como tours de caballos, guías turísticos, bailes folclóricos, conciertos de marimba, conciertos de cimarrona, entre otros.

“Por su estructura es el primer proyecto cultural-turístico en Guanacaste y el país bajo la unión de asociaciones con coinversión INDER. La única propuesta de base comunal cumpliendo procedimiento de revisión, análisis y calificación de idoneidad tanto para la administración de la finca como administración de los recursos públicos. Siendo el único modelo a nivel nacional”, aseguró Solano a Periódico Mensaje.

El Inder invirtió ¢238.961.251,06 para la adquisición de la finca. Además, ¢220.663.334,06 fueron destinados para el acondicionamiento y la rehabilitación de la infraestructura existente. Se trata de un proyecto articulado con la Unión Zonal de Asociaciones de Distrito de Sardinal (UZADIS). La organización cuenta con 450 afiliados, quienes trabajan en el proyecto.

“Además estamos esperando ¢188 millones para acondicionamiento de caminos, parqueos y reforzamiento de diques, ¢73 millones de Dinadeco para equipamiento de edificios y estamos negociando con la Banca de Desarrollo del Banco Popular ¢180 millones para el capital de trabajo”, comentó Solano. 

Esta es una iniciativa que involucra al Instituto Costarricense de Turismo (ICT), al Ministerio de Educación (MEP), la Dirección Nacional de Desarrollo Comunal (DINADECO) y liderando el proyecto el Instituto de Desarrollo Rural (INDER).

“Es importante la articulación de las instituciones, hay más de 450 asociados directos y 650 personas beneficiadas. Este proyecto trae consigo el rescate de la cultura con elementos como la alimentación, tradiciones que durante muchos años se han desarrollado en esta región y además el tema del elemento productivo, no solo es un proyecto de rescate de las culturas, sino que agrega un valor y beneficio económico a las asociaciones de desarrollo, genera oportunidades, empleos y encadenamientos”, concluyó Solano.