Menos de una de cada diez personas con problemas cardiacos, y por lo tanto, propensas a tener complicaciones en su salud debido a la influenza, ha recibido la vacuna durante las primeras dos semanas de la jornada que, actualmente, desarrolla la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Según explicó la doctora Xiomara Badilla Vargas, jefe del Área de Vigilancia Epidemiológica, solo 5 714 cardiópatas se han aproximado a recibir la vacuna en los establecimientos de salud de la CCSS; es decir, un 8,8 % del total estimado para este grupo poblacional.

En el caso de las personas con obesidad mórbida, es decir, aquellas cuya cantidad de grasa presente en el organismo compromete seriamente su salud, solo 8 710 se han vacunado, para una cobertura de aplicación del 12,9 %.

Por su parte, en los diabéticos se han colocado 21 655 vacunas, alcanzando a un 24% del total de ese grupo; cobertura similar a la alcanzada en personas con enfermedad respiratoria crónica, en ellos se han colocado 42 610 para un 24.7% de ese grupo.

«Los grupos establecidos como población meta son los grupos a los que esta vacuna debe de ser aplicada mayormente, pues su riesgo de complicarse a consecuencia de una infección respiratoria es más alto», comentó la doctora Badilla. En 2016, de las 130 muertes ocasionadas por Influenza, el 93% eran personas que –por sus condiciones de edad o salud- podrían haberse vacunado y no lo hicieron.

Para la funcionaria, el riesgo que poseen esas personas motiva a los funcionarios de la institución a redoblar esfuerzos para lograr la vacunación de estos pacientes, de manera que al finalizar la jornada se haya aplicado la vacuna a la mayor cantidad de personas de estos grupos.

Vacunación avanza en grupo de riesgo por edad

En cuanto a los grupos de riesgo por edad, los adultos mayores son quienes más se han acercado, en proporción, a recibir la vacuna contra la influenza; pues 118 695 personas mayores de 65 años de edad han visitado los vacunatorios institucionales, un 41,4% del total de personas que conforman ese grupo.

A ellos los siguen los adultos entre 60 y 64 años de edad. En este grupo se han colocado 38 541 dosis, para una cobertura del 39.3%

En el caso de los niños, entre los de 3 a menos de 5 años se han colocado 29 581 dosis (cobertura de 32,2 %) y en los de 6 meses a menos de 3 años 43 307 (cobertura de 29,1%)

Por otra parte, en el caso de las embarazadas, se han vacunado 15 583, para una cobertura de aplicación del 30.9%, y en el caso de los funcionarios de la CCSS se han colocado 16 807, un 30,9% del total del grupo a inmunizar.

Setenta y dos mil novecientas sesenta y cuatro vacunas se han colocado en personas pertenecientes a grupos que poseen riesgos especiales, entre ellos niños entre 5 a menos de 9 años, personas con varias enfermedades simultáneas y funcionarios de otras instituciones de salud.

A la fecha, en total se han colocado 416 097 dosis de la vacuna contra la influenza estacional, un 32% del total de dosis previstas para utilizar durante al actual jornada de inmunización.

La meta institucional es que al término de las primeras cuatro semanas se alcance un 80% de la aplicación de las vacunas y en las dos últimas semanas el 20% restante, de manera que, al finalizar las seis semanas, se hayan aplicado las 1,3 millones de dosis en la población de riesgo.

La vacunación contra influenza estacional se mantendrá hasta el 14 de julio próximo en todos los establecimientos de salud de la CCSS.