Cada vez más personas son declaradas “inválidas” por la diabetes mellitus, una enfermedad crónica que está produciendo un fuerte impacto a la sociedad costarricense.

De acuerdo con información emanada de la Dirección de Calificación de la Invalidez de la Gerencia de Pensiones, mientras que en el 2011, la diabetes ocupaba la octava posición como causa de invalidez, en el 2015 esta enfermedad subió dos escalones y se ubicó en la sexta posición.

Cabe destacar  que de las 10 enfermedades más frecuentes causantes del 67% o más de la pérdida de capacidad general para el trabajo,  solo la diabetes escaló dos posiciones, pues las otras se mantuvieron en el puesto, descendieron o aumentaron un peldaño.   En ese periodo se evaluaron 183 casos relacionados con este padecimiento crónico que representaron el 7.43% del total de declaratorias de invalidez.

Según la doctora Florizul Solano Zamora, directora de Calificación de la Invalidez, esta declaratoria se produce no por la enfermedad, sino por los daños irreversibles y permanentes que este padecimiento produjo a sus portadores  en  extremidades, riñones, corazón, ojos, entre otros órganos.

Las enfermedades o lesiones osteomusculares, el cáncer, las enfermedades del sistema nervioso central y periférico y las del corazón, se mantuvieron en el primer, segundo, tercer, cuarto y quinto  puesto respectivamente.  

Por su parte, los padecimientos del sistema digestivo que estaban en el décimo puesto en el 2014, subieron al noveno lugar; las neumopatías crónicas estaban en el 2014 en el noveno lugar y en el 2015 descendieron al décimo campo.

La doctora Solano Zamora destacó la importancia de insistir en la urgencia de un control adecuado de los pacientes diabéticos  para evitar que esta  enfermedad llegue a causar tanto daño que le produzca a la persona una incapacidad para laborar más allá del 67%.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes mellitus  es una enfermedad crónica que está afectando considerablemente a la población costarricense, al punto que genera  diariamente 1214 consultas, 104 atenciones de pacientes por complicaciones en los servicios de emergencia, 10 egresos, una amputación y una persona fallecida en los distintos centros de salud.

 Es uno de los padecimientos que más contribuye a restar años de vida saludable a la población de Costa Rica  por lo que es urgente adoptar prácticas que ayuden a su control y prevención tales como: incremento de la actividad física, control del peso, reducir frituras y azúcares, evitar el fumado, el estrés y no abusar de las bebidas alcohólicas ni de la sal.

La posibilidad de padecer diabetes aumenta significativamente con la edad, el sobrepeso y la vida sedentaria, por estos motivos es que se espera un importante aumento en el número de diabéticos en los próximos años, si no se realizan modificaciones en los hábitos de vida.   Precisamente, en la encuesta sobre Factores de Riesgo Cardiovasculares revelada por la CCSS en diciembre del 2015, se determinó que la prevalencia de esa  enfermedad alcanzaba al 12.5% de la población.

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos, superando los 140 mg/dL. La glucosa proviene de los alimentos que se consume  y para poder utilizar esta glucosa todos los seres humanos necesitamos de una hormona llamada insulina.

La insulina es una hormona que todos los seres humanos producen   en el páncreas y ayuda a que la glucosa ingrese a las células para suministrarles energía.

Se conocen dos tipos de diabetes: la diabetes tipo 1 que se presenta cuando el páncreas no produce la insulina lo que propicia que haya  un exceso de glucosa que permanece en la sangre; este tipo de diabetes es más común en niños y en personas menores de 30 años.

 El otro tipo de diabetes se conoce como tipo 2 y es la más común; se presenta cuando el cuerpo no produce suficiente insulina o la que produce no se usa adecuadamente.

Cabe destacar que sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre y este tipo de diabetes se presenta generalmente en personas mayores de 40 años, quienes además tienen factores que predisponen a la enfermedad como son la obesidad, el sedentarismo, historia familiar de diabetes (tener padres o hermanos diabéticos), entre otros. Es importante conocer que la diabetes tipo 2 se está presentando cada vez más en personas jóvenes e incluso en niños debido principalmente a malos hábitos de vida.

El ejercicio, el control de peso y respetar el plan de comidas puede ayudar a prevenir y controlar la diabetes.

Síntomas más comunes de la Diabetes

En la diabetes tipo 2 los síntomas pueden no presentarse o ser escasos; pero sin embargo es importante prestar atención y acudir al médico si se presenta:

  • Mucha sed
  • Necesidad de orinar frecuentemente, aún en las noches
  • Sentir mucha hambre y/o cansancio
  • Pérdida de peso espontáneamente
  • Presencia de llagas o úlceras en la piel que tardan en sanar
  • Piel seca y picazón, especialmente picazón en genitales
  • Pérdida de la sensación u hormigueo en los pies
  • Visión borrosa.

Si usted ya ha sido diagnosticado como diabético es muy importante que realice controles periódicos de su azúcar en sangre, porque puede presentársele alguna de estas dos complicaciones: Hiperglucemia (azúcar muy alto) o Hipoglucemia (azúcar muy bajo).