Un promedio de 10 medicamentos recibe cada paciente durante su periodo de internamiento en los diferentes centros médicos de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

El dato  emanado del área de Estadísticas de la Salud de la CCSS revela que los hospitales nacionales como el San Juan de Dios, el México y el  Calderón Guardia así como los centros especializados tales como: el Nacional de Niños, de Geriatría y Gerontología, de las Mujeres, el Centro Nacional de Rehabilitación y los dos psiquiátricos prescriben una cantidad de fármacos mayor al promedio nacional.

Mientras  tanto, los centros médicos ubicados en las regiones Huetar Norte, Pacífico Central y Chorotega despachan una cifra inferior al promedio nacional.  Para los especialistas esta situación se produce por los niveles de complejidad que tienen los centros médicos institucionales.

El doctor Esteban Vega de la O, de la coordinación de Servicios Farmacéuticos de la CCSS, explicó que esta razón de medicamentos por paciente hospitalizado, se produce en virtud de que durante el periodo de internamiento, los pacientes requieren un arsenal farmacológico superior al que habitualmente consume fuera del centro médico.

El especialista destacó que para garantizar la seguridad, la adherencia y la calidad del servicio, los medicamentos de los pacientes hospitalizados, se despachan cada 24 horas  a través de un sistema de distribución de dosis unitaria que se recomienda internacionalmente y que la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), lo extendió a todo el sistema hospitalario nacional en la década de los 90, en virtud de todos los beneficios que produce.

Con este sistema, los medicamentos son distribuidos diariamente por la farmacia y cada paciente tiene asignado un cajetín en los carros de medicación, en el cual está su nombre, su número de cédula, el número de cama y la dosis e indicaciones dispuestas  por el profesional en ciencias médicas, con lo se produce mayor seguridad en la distribución en el despacho y en la administración del medicamentos por parte del personal de enfermería.

Vega de la O explicó que el sistema permite la trazabilidad del medicamento y se garantiza el consumo del medicamento por parte del paciente.  Se trata, dijo, de un esfuerzo coordinado entre los médicos, el personal de enfermería y el personal de farmacia.

De acuerdo con Vega de la O este sistema de distribución de medicamentos en dosis unitaria, se revisa cada cierto tiempo con el propósito de detectar oportunidades de mejora.

Afortunadamente, dijo, la CCSS cuenta con diversas opciones terapéuticas para tratar la complejidad de la morbilidad que presentan los pacientes hospitalizados.  En el 2015, la CCSS despachó 79,6 millones de medicamentos, cerca de 500 mil recetas más que en el 2014.