Los pacientes con cáncer tienen mayores opciones de tratamiento pues la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) ofrece dentro de su lista oficial de medicamentos un total de cincuenta y dos fármacos para el tratamiento del cáncer, diez más que los incluidos en el listado recomendado por la Organizacional Mundial de la Salud (OMS).

Según explicó el Dr. Albin Chaves Matamoros,  director de Farmacoepidemiología de la CCSS,  si se compara la lista de medicamentos esenciales propuesta por la OMS con la de la institución costarricense, estas coinciden en 36 medicamentos, un 86% del total.

“Esto es una muestra del gran sistema de salud que tiene Costa Rica, ya que se evidencia uno de los principios fundamentales de la Seguridad Social que es la solidaridad, que permite brindar tratamientos de alto costo a pacientes tributarios ”, comentó el médico.

Los medicamentos incluidos en la Lista Oficial de Medicamentos de la CCSS y que no se encuentran en la Lista de Medicamentos Esenciales de la Organización Mundial de la Salud son: Azatioprina, Epirrubicina, Erlotinib (Gefinib), Exemestano, Idarrubicina, Melfalan, Mitomicina, Interferon alfa 2b, Aprepitant y la Talidomida.

El Dr. Chaves aseguró que en el caso de aquellos medicamentos que la OMS incluye en su listado y que no se encuentran dentro de la oferta de la CCSS (seis en total) la institución posee opciones terapéuticas para tratar esas afectaciones.

La inversión que realizó la institución para la adquisición de medicamentos para el tratamiento del cáncer ascendió al 11.3% del presupuesto total de medicamentos de la Institución, constituyéndose en el rubro por grupo terapéutico más alto a nivel Institucional.

“Esto es un esfuerzo extraordinario de la institución dentro de su política de medicamentos”, dijo el Dr. Chaves.

La Política de Medicamentos Esenciales de la CCSS permite disponer de los medicamentos necesarios para resolver las principales causas de enfermedad y mortalidad que afectan a la población y que los mismos estén disponibles en donde se les necesite, en las cantidades y en el momento en que se les necesite.

La selección de los medicamentos que ofrece la CCSS se realiza a partir de criterios epidemiológicos, clínico-farmacológicos y de sostenibilidad del sistema.