Más allá del fortalecimiento turístico en Guanacaste, Reserva Conchal continúa su promesa de velar por el desarrollo y la seguridad de su comunidad. 

El puente de Brasilito es el medio principal para que todos sus habitantes se trasladen a sus trabajos, escuelas o centros de salud. Hoy esta infrestructura vial representa un peligro para padres que caminan con sus hijos, niños solos e incluso turistas, quienes transitan al mismo tiempo que los carros, en una angosta vía.

Ante esta situación, Reserva Conchal en conjunto con la Asociación de Desarrollo de Brasilito, Caturgua y otras instituciones, lideran este 2017 la recolección de fondos para lograr la reconstrucción del puente.

Se requiere un puente de 9 metros de ancho y 25 metros de largo, con dos carriles y una acera.

Hace varios años, se hizo el cambio de un puente de doble vía por un bailey como provisional. En el día a día, la población comparte un mismo carril con un tránsito importante de carros en la zona, sobre todo en épocas de temporada alta de turismo nacional, donde todos los carros que vienen de  Tamarindo hacia las playas que se dirigen a Flamingo, Potrero, etc. colapsan el acceso.

Reserva Conchal condujo los estudios para el costo de la obra, además del diseño. Se estima una inversión de $400 000 la construcción de la obra.

Están promoviendo la causa en conjunto con la Asociación de Desarrollo de Brasilito para la recolección de fondos entre empresa privada, pública, comunidades e individuos.

Está comprobado que una correcta infraestructura está relacionada con la disminución de pobreza de las comunidades. Un paso más fluido les dará mayor concurrencia a los negocios locales de Brasilito y permitirá un flujo más facilitado para los turistas. Además, en caso de un desastre natural, es evidente que el actual puente podría colapsar, la comunidad debe estar preparada ante cualquier eventualidad.  

Velando por el desarrollo de la comunidad

Durante el 2016 Rserva Conchal donó una propiedad de 1000 metros cuadrados, con las facilidades necesarias para operar el EBAIS de Brasilito.

En ese mismo año, ejecutaron un acuerdo de arrendamiento gratuito con el Departamento Nacional de Bomberos para la operación de la Estación de Huacas que inició operaciones en diciembre de 2016.

Sumado a esto, el mejoramiento de la infraestructura del acueducto de la comunidad de Brasilito (ASADA), la construcción del parque infantil de Brasilito con un aula de educación comunitaria con equipo de cómputo y sistema para aprendizaje en inglés.

Además de otras mejoras en el salón comunal, la iglesia; y la  construcción del cordón de caño de la plaza de Brasilito.

Bajo este legado, Reserva Conchal continúa brillando entre el gremio empresarial de la zona, al implementar sus políticas y proyectos de responsabilidad social, para beneficio de la comunidad.