El objetivo es reducir la brecha digital en comunidades vulnerables. Cortesía: IMAS

Gracias al Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), hoy se favorecen 22 000 familias con el servicio Hogares Conectados. Guanacaste, no es la excepción, se contabilizan 3292 beneficiados, que ya han formalizado el proceso de asignación.

Según datos del IMAS, en Liberia, hay 866 familias con el servicio, seguido de Cañas con 494, Nicoya con 424, Santa Cruz con 405, Bagaces 365, La Cruz con 309, Carrillo con 259, Tilarán con 112, Abangares con 45, Hojancha con once y Nandayure con dos.

Cada uno de esos hogares, se encuentran trabajando con alguno de los siete operadores autorizados del país.  

“Con Hogares Conectados, ratificamos nuestro compromiso con Costa Rica, con su gente y con el rostro de aquellos y aquellas que menos tienen y que durante años han estado excluidos de los beneficios de la sociedad de la información y el conocimiento; disminuir la brecha digital es reducir la pobreza”, expresó Emilio Arias Rodríguez, el Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social y Presidente Ejecutivo del IMAS.

Por otro lado, en San José hay 6748 familias que cuentan con el servicio, en Alajuela 4106 familias, Puntarenas con 3148 familias, Heredia tiene 2129 familias conectadas, 1589 en Limón y 1214 en Cartago.

El objetivo del programa es reducir la brecha digital, facilitando las mismas oportunidades a las familias en situación de pobreza, para que tengan acceso a una computadora y puedan utilizar Internet de manera segura, responsable y productiva, para buscar información clave e importante, para el estudio, para el trabajo y para la vida diaria.

La Vicepresidenta de la República, Ana Helena Chacón Echeverría, destacó la importancia de generar oportunidades que reduzcan la brecha digital en las familias en situación de pobreza extrema. “El acceso a las nuevas tecnologías representa un puente para acceder a una mejor educación, mejores herramientas de trabajo, y sobre todo, una mejor calidad de vida. Y para que esto sea una realidad, estas tecnologías deben ser democráticas y estar al alcance de todas las personas; y no de unas cuantas” comentó Chacón.

El precio de la computadora y la conexión a Internet es pagado un porcentaje por Fondo Nacional de las Telecomunicaciones, y otra parte por las familias beneficiadas, de manera mensual durante tres años, según la clasificación del IMAS.

El IMAS hizo entrega a la Superintendencia de Telecomunicaciones (SUTEL), de la totalidad de la base de datos de las familias en situación que pobreza, posibles usuarias de este servicio; para conocer si una familia se encuentra preseleccionada, se puede llamar al Centro de Llamadas del IMAS, al 1311 opción 11, al número 800-000-4627 o en sitio web www.imas.go.cr

Encuentros de Alfabetización Digital.

En el marco de la celebración de los 193 años de la Anexión del Partido de Nicoya, se llevó a cabo el Encuentro de Alfabetización Digital en Guanacaste, donde se hizo entrega de 150 computadoras a familias guanacastecas, lo que representa 300 personas beneficiarias aproximadamente.

El objetivo de estos encuentros es que las familias reciban información adecuada y veraz que les permitirá tomar decisiones para suscribir o no el Programa Hogares Conectados con el operador de su elección.

Durante el evento, personas funcionarias del IMAS explican a las familias cómo funciona el servicio, las responsabilidades adquiridas y los pasos y requisitos que deben cumplir para mantenerse activos en el programa Hogares Conectados, según el “Manual del Beneficiario” de la SUTEL. También las familias tienen la oportunidad de efectuar sus consultas al IMAS y a los operadores presentes.

Este espacio además permite generar y reforzar conocimientos, por medio de charlas educativas, para adquirir mayores destrezas para un uso seguro, responsable y productivo del equipo de cómputo e Internet.

El programa Hogares Conectados es reconocido por la Unión Internacional de las Telecomunicaciones y organismos internaciones, por su efecto inmediato en la población en situación de pobreza y vulnerabilidad a la cuál va dirigido.