Iniciaron el curso lectivo en medio de muchas carencias, pero recibieron un apoyo que les da instrumentos para mantener su lucha y forjarse un mejor mañana en las aulas. Los estudiantes del Colegio Técnico Profesional de Upala, que resultaron afectados por el huracán Otto, obtuvieron una donación de útiles nuevos, como parte de gestiones que no se detienen para mejorar las condiciones de las personas afectadas por el evento climático.

Gracias a la coordinación entre el Comisionado Presidencial para la Reconstrucción, representado en Upala por la viceministra de Desarrollo Humano, Ana Josefina Güell, el Bac San José y el Club de Leones, este viernes se distribuyeron en ese centro educativo 700 paquetes con cuadernos, lapiceros, lápices, y otros artículos necesarios para su desarrollo, donación que tiene un costo de ¢13 millones 720 mil.

Estos materiales didácticos fueron adquiridos en cinco librerías del centro de Upala. En cada uno de esos comercios se compraron 140 paquetes y se canceló un monto superior a los ¢2 millones 500 mill. De esta manera se mantiene el objetivo de comprar en la zona para colaborar con su reactivación económica.

Según confirmó Pablo Calero, de la Cámara de Comercio de Upala, cuando se les comunicó  sobre la donación, se dieron a la tarea de informar y reunir a los dueños de las librerías del centro del cantón, para consultarles si les interesaba participar en de esta entrega. Cinco comerciantes respondieron afirmativamente y se incluyeron en el proceso.

José Campos, dueño de la Librería Karusso, ubicada frente al Parque de Upala, fue uno de los beneficiados con esta compra. Cuenta que el huracán le generó pérdidas por más de ¢15 millones y asegura que ha sido difícil comenzar de nuevo. “Hay gente que venía a la librería a comprar un cuaderno, porque no tienen dinero suficiente, esto beneficia no solo a los padres y a los estudiantes, sino también a los comerciantes, es de gran ayuda que piensen en nosotros”, afirmó.

Con respecto a la donación, el subdirector del CTP de Upala, Christian Paniagua, aseguró que se trata de un gran aporte, pues como institución han realizado enormes esfuerzos para llevar a los estudiantes a las aulas, pero saben de las dificultades que han enfrentado los padres para enviar a sus hijos al colegio y “esto sin duda, viene a quitarles una preocupación”, aseguró.

El Comisionado Presidencial para la Reconstrucción continúa realizando un acompañamiento político y técnico, para facilitar, coordinar y agilizar procesos a las instancias responsables de la reconstrucción.