Como una respuesta al modelo de admisión inclusivo que tiene la Universidad Nacional (UNA), para asegurar y aumentar el ingreso de estudiantes provenientes de las sedes regionales, el Programa de Mejoramiento Institucional incluyó en su estrategia de  desarrollo, construir dos edificios de residencias en el Campus de Liberia y Nicoya. De esta forma, lo dio a conocer el pasado primero de marzo Alberto Salom, rector de la Universidad.

Para la UNA es una prioridad favorecer el acceso con equidad, ampliar cobertura, lograr mayor permanencia y éxito académico, así como favorecer la convivencia entre estudiantes, promover su permanencia en los Campus y estas instalaciones va permitir que todos estos factores se desarrollen. La inversión bianual del fondo de becas para el año 2016 y el 2017 es de ? 6 810 millones de colones, más alto que el del 2014 y 2015, cuando fue de ? 5 788 millones. La cobertura de becas en Liberia corresponde a un 71%, mientas que la de Nicoya es 78%, un porcentaje muy representativo para la región Chorotega. Se estima que con la construcción de estas residencias, se permitirá duplicar la cantidad de estudiantes becados, una gran oportunidad para la región.

La residencia y obras deportivas del campus Nicoya inician en abril del 2016, con un periodo de ejecución aproximado de un año, el área abarca los 1 965 metros cuadrados, dispondrá de 24 dormitorios amueblados; para una capacidad de 48 estudiantes, también contará con salas (estudio y TV), cancha multiuso y vestidores y  750 metros lineales de aceras. El costo de la inversión es $2.500.000.00. El campus Liberia, por su parte, tiene inversión de $2.279.032.00, con una área de 2.48 metros cuadrados, las obras se estiman que inicien en setiembre de este año y estarán listas en julio del 2017, el número de residencias será de 25 con una  capacidad para 50 estudiantes, también dispondrá de canchas deportivas multiusos.

Por otra parte, en la conferencia de prensa, Salmon destacó que el  93,8% de los 3 892 estudiantes de primer ingreso de este 2 016, en la Universidad Nacional (UNA), logró entrar a la carrera que eligió como primera opción a la hora de realizar el proceso de inscripción. En Nicoya, la matrícula es de 824 estudiantes y en Liberia es de 911.

Alberto Salom, rector de esa casa de enseñanza, asegura que “nosotros no tenemos problemas de cupos”, y eso lo atribuye a que “nuestro sistema de admisión se caracteriza por la equidad, por la eficacia en la entrega de cupos, y por la representación de la vulnerabilidad de los estudiantes

El 39,4% de los estudiantes de la UNA provienen de zonas rurales, y de la población becada proveniente de un centro educativo público es de un 88%. Según Salom esto responde a “una cruzada por las poblaciones vulnerables, el ambiente y la innovación”.