El presidente de la República, Luis Guillermo Solís, visitó el 23 de noviembre las obras del nuevo puente de Villa Vieja, en Bagaces. La revisión la realizó en conjunto con el presidente ejecutivo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), Carlos Manuel Obregón, y el alcalde William Guido, así como autoridades del Poder Ejecutivo, ministerios e instituciones públicas.

“La presencia del ICE nos hace sentirnos seguros. Las obras que se han construido tras la crisis por Otto tuvieron su primera prueba con la tormenta Nate, y aunque tuvimos grandes crecidas en Bagaces, pasaron esa prueba. Este puente de Villa Vieja es esencial para nuestra población”, comentó Guido.

El puente de Casita de Maíz 2 en Bijagua de Upala y el de Villa Vieja serán los primeros que el ICE entregará como parte del convenio con la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y los gobiernos locales, además del apoyo del Comisionado Presidencial.

El avance constructivo de esta obra en Bagaces –que tendrá 30 metros de longitud y una elevación mucho mayor que las anteriores estructuras destruidas por el río– es de 75% y concluirá en las próximas semanas. Además de la vía para vehículos, dispondrá de un paso para peatones.

“El inicio de los trabajos de Villa Vieja se dio en agosto. Las vigas fueron construidas en los talleres del Proyecto Geotérmico Las Pailas II, en Liberia, con materiales aportados por el MOPT”, explicó José Rolando Ugalde, encargado de la construcción del puente.

La visita de las autoridades forma parte de una rendición de cuentas sobre el avance de las obras de reconstrucción desarrolladas en los cantones de Corredores (Puntarenas), Bagaces (Guanacaste), La Cruz (Guanacaste) y Upala (Alajuela).

También se inspeccionó el avance de las obras ubicadas en el sector de Canalete, Upala centro y Bijagua, en Upala.