Doce mujeres del distrito de Lepanto de Puntarenas, inauguraron recientemente un proyecto de producción de hortalizas al cual denominaron “Alimentos para mi hogar”. Esto no solamente les permite mejorar su calidad de vida y obtener mayores ingresos, sino, incursionar en nuevos cultivos que no se conocían en la zona, tales como pack Choi, pepino, chile dulce, tomate, cebollino, lechuga y culantro. 

Dicho proyecto se realiza con apoyo del Instituto Nacional de Innovación y Transferencia en Tecnología Agropecuaria (INTA) y el financiamiento de la Agencia Australiana para el Desarrollo Internacional (Australian AID) y la Fundación para el Fomento y Promoción de la Investigación y Transferencia de Tecnología Agropecuaria de Costa Rica (FITTACORI).

Según Roberto Ramírez Matarrita, investigador del Programa de Hortalizas del INTA, de esta manera se logra transferir las últimas innovaciones que desarrolla el INTA, mediante el proceso de investigación de la Estación Experimental Enrique Jiménez Núñez. “Es una alternativa de negocios, para que las familias no dependan exclusivamente de la pesca”, comentó.

Al igual que estas mujeres, otros grupos de productoras del Golfo de Nicoya, denominadas “Hortalizas Ebenezer”, “Hortalizas el Níspero” y “Hortalizas Isla Venado”, son ejemplo de emprendedurismo, que además de fortalecer la seguridad alimentaria de estas comunidades, se preparan para aprovechar las oportunidades de comercialización que generarán la apertura del Mercado Regional Chorotega.