En el cantón de Bagaces, concluyeron las dos primeras obras de recuperación de cauces de ríos, desarrolladas por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) en el marco de un convenio con la Comisión Nacional de Emergencias (CNE).
 
Se trata de la limpieza y canalización de 3 kilómetros de la Quebrada Herrumbre y de 2 kilómetros de la quebrada Cuipilapa - Los Patos, que en noviembre anterior provocaron severos daños por el paso del huracán Otto.
 
“Hicimos una ampliación en la sección hidráulica de las quebradas, lo cual permite un mejor paso del flujo de agua y reduce el riesgo de inundaciones en las poblaciones cercanas”, comentó el Ing. Román Meneses, encargado de esa obra.
 
Recordó que los trabajos comenzaron la primera semana de junio y se llegó a trabajar con rocas de hasta 2 metros de diámetro, agregó que se removieron entre las dos quebradas aproximadamente 110.000 m3 de material.
 
Por su parte, el director del Proyecto Reconstrucción Daños Huracán Otto, Ignacio Arguedas, comentó que actualmente se coordina con la Unidad Ejecutora y con la Comisión Nacional de Emergencias los trámites formales de conclusión de estas obras.

 

Reiteró que en las diferentes contrataciones se le da prioridad a los recursos que se puedan encontrar en las comunidades (maquinaria y mano de obra), con el fin de reactivar la economía de esos cantones afectados por el huracán.