Estación de Hidrógeno en Guanacaste. Cortesía: Ad Astra Rocket Company

Melissa Solís Cordero / Periodista Periódico Mensaje

Costa Rica tiene la ventaja de tener una generación de electricidad que está fuertemente basada en energías renovables. El año pasado, el 98% de la energía eléctrica que se produjo provino: hidroeléctrica, geotermia, eólica y solar. Esto contribuye con la imagen que tenemos los costarricenses; incluso es una forma distinta de mercadear el país.

José Antonio Castro Nieto, Director Científico de Ad Astra Rocket, enfatizó a Periódico Mensaje que la  electricidad no es la totalidad de energía que consumimos como país, sino que constituye apenas el 25% de lo que producimos; el 50% es destinada al transporte, y esta proviene de combustibles fósiles, no es renovable y sí contamina.

“A pesar de que tenemos redes eléctricas amigables con el ambiente, el uso de transporte nacional no lo es”, dijo Castro.

En Liberia, la compañía Ad Astra Rocket pronto iniciará el plan piloto de echar a andar el primer bus de hidrógeno en el país, iniciativa que surge como una respuesta para poder transferir el potencial de producción de electricidad renovable hacia el transporte; apuntándole en específico al de hidrógeno.

“El proyecto empezó en febrero del 2016; una iniciativa que vas más allá del bus, su nombre completo es “Ecosistema de transporte basado en energías renovables e hidrógeno”, compuesto por tres ejes”, afirmó Castro.

El primero son las fuentes de energía: paneles solares y turbinas eólicas, que son capaces de agarrar el recurso y producir electricidad; con eso en Ad Astra Rocket cuentan con un parque solar de 252 paneles que es capaz de generar suficiente electricidad. El segundo componente, es el que toma la energía eléctrica renovable y la usa para producir hidrógeno, como parte del proyecto han implementado una planta que produce, almacena y dispensa el hidrógeno. El tercero, es el bus que toma el hidrógeno para poderse mover.

“La energía que viene del sol y del viento produce electricidad, esa electricidad produce hidrógeno que va al bus y produce movimiento”, detalló Castro.

En Adastra Rocket no desarrollan el bus (fue la encargada de construir la planta que produce, almacena y dispensa el hidrógeno), pero sí es la empresa que lidera a otros nacionales y extranjeras para hacer posible el proyecto. Entre ellas: Relaxury (empresa guanacasteca de transporte), Sistema de Banca para el Desarrollo, Air Liquite (compañía francesa de producción de gases industriales), Cummins de Norteamérica (generadores de potencia para buses y US. Hybrid (desarrolladores del autobús).

“Los buses normales tienen un tanque que se llena de gasolina, la cual se va a un motor de combustión interna y la quema para producir el movimiento. Los buses eléctricos de baterías, que hay uno en San José, no tienen tanque de gasolina ni motor de combustión interno, sino un motor eléctrico y la electricidad viene de una batería. Luego están los buses eléctricos de hidrógeno, que tampoco cuentan con motor de combustión interna, sino eléctrico, pero la electricidad no viene de baterías sino de una celda de combustible que toma el hidrógeno para producir electricidad y el hidrógeno viene del tanque que tiene el bus”, explicó Castro

Como es eléctrico, es silencioso y no contamina, 0% huella de carbono. El hidrógeno se produce a partir de fuentes renovables.

“El hidrógeno es el elemento más abundante en el universo. En la tierra nunca se encuentra de forma libre, siempre está atado a otro elemento: carbón, nitrógeno, oxígeno. Primero hay que liberar el hidrógeno. El método en Ad Astra Rocket, es liberar el hidrógeno a partir de agua, para el proceso se necesita electricidad que proviene de paneles solares, y agua; lo que hace con la electricidad es romper la molécula del agua que está compuesta de hidrógeno y oxígeno, uno captura hidrógeno y libera el oxígeno”, indicó el Científico. 

Para que el ecosistema de hidrógeno funcione debe de existir la planta y la única en el país y en Centroamérica se ubica en Guanacaste. A nivel mundial hay en: Japón, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Alemania, Noruega, China, pero en Latinoamérica sólo en Brasil (con dos plantas) y  en Liberia.

Proyecto ambiental se encuentra en su primera etapa

La primera etapa del proyecto del ecosistema es de demostración tecnológica, hacer rutas demostrativas, abiertas al público donde podrán montarse al bus. En este momento, se está trabajando en definirlas, pero todas partirán de Liberia, sitio donde se ubica la planta de hidrógeno.

Según Castro, podrían haber rutas al aeropuerto Daniel Oduber, a las playas, pero hasta dentro de un mes las darán a conocer. 

El primer bus de hidrógeno que se utilizará para realizar el primer plan piloto ya viene de camino desde Estados Unidos.

Se estima que el bus con tanque lleno de hidrógeno, podrá moverse 340 kilómetros. Al realizarse todo el ciclo interno, sale por la mufla el vapor del agua.

“Muy pocos países en el mundo producen energía verde como en Costa Rica. Por lo que es muy consecuente iniciar este tipo de proyectos, sostenibles  y amigable con el ambiente.  En Ad Astra Rocket vamos a aumentar cantidad de producción de hidrógeno en la planta y ojalá hacer más estaciones de hidrógeno en el resto del país”, concluyó Castro.