Con la finalidad aumentar el suministro de electricidad específicamente en energía renovable, responder a los impactos del cambio climático por medio de la construcción de estaciones de energía geotérmica en Guanacaste y contribuir con el desarrollo económico sostenible del país; este 20 de junio, el Gobierno de Costa Rica en calidad de garante, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) y la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA) siglas en inglés) firmaron el contrato CR-P5-2 para financiar el Proyecto Geotérmico Borinquen I por un monto de hasta ¥ 25.991.000.000 (veinticinco mil novecientos noventa y un millones de yenes japoneses), equivalente aproximadamente a US$240 millones de dólares estadounidenses

Este contrato de préstamo forma parte del “Convenio de Cooperación para un Préstamo Sectorial para el Desarrollo de la Geotérmica en Guanacaste” ratificado por la Asamblea Legislativa mediante la Ley N° 9254 y que entró a regir en agosto del 2014. Por contar con aprobación legislativa, la suscripción de los contratos de préstamo individuales solo requieren autorizaciones administrativas (según Ley N° 7010 “Contratos de Financiamiento Externo con Bancos Privados Extranjeros”).

El 18 de agosto del 2014 se firmó el primer contrato de préstamo para el proyecto Pailas II por un monto de hasta ¥16.810.000.000 (dieciséis mil ochocientos diez millones de yenes japoneses), que a la fecha de firma del contrato era equivalente aproximadamente a US$193,2 millones de dólares estadounidenses. Éste se construye en las faldas del volcán Rincón de la Vieja y complementará la capacidad generada por la planta Las Pailas I, de 35 megavatios (MW) de potencia. De acuerdo con el ICE, la iniciativa contempla la extensión de una planta de generación geotérmica, con una caverna de máquinas y una unidad de turbinas a vapor que, en conjunto, proveerán 55 MW. Es decir, la nueva planta llevaría electricidad a unos 137 mil hogares costarricenses.

El proyecto operará en el 2023 con 55 MW de la capacidad total y será la primera etapa del nuevo campo geotérmico del ICE. Borinquen II contará con la misma capacidad y se incorporará al Sistema Eléctrico Nacional en el 2025.

Helio Fallas, primer vicepresidente y ministro de Hacienda firmó la carta de garantía, en representación del Gobierno de Costa Rica. El contrato de préstamo fue firmado por Carlos Obregón, presidente ejecutivo del ICE y Sr. Hidetoshi Irigaki – vicepresidente sénior  de JICA.

“La garantía estatal del Gobierno de la República representa un valor agregado para el ICE,  ya que el JICA le otorga condiciones competitivas que suavizan el impacto sobre el flujo de caja, lo que favorece  el manejo de la liquidez y  sus finanzas. Con el financiamiento de este proyecto de inversión, el país busca reducir, en parte, la dependencia energética, no solo por los altos costos de petróleo, sino también por los riesgos de disponibilidad de fuentes energéticas. A la vez,  fomenta la generación de energía mediante el uso de fuentes alternativas, renovables y ambientalmente amigables como la geotermia, de tal forma que el país pueda hacer frente a sus necesidades y disminuir la dependencia de los combustibles fósiles importados para generación eléctrica”, enfatizó Helio Fallas, primer vicepresidente y ministro de Hacienda.