El Programa Bandera Azul Ecológica (PBAE) premió una vez más a Playa Ocotal por su trabajo durante el 2015. En presencia de familias de vecinos y de representantes de la comunidad extranjera que habita en la zona, el  pasado sábado 19 de marzo, se izó la bandera, frente al proyecto residencial Azul Paraíso.

El distintivo reitera el ejemplo de organización local y el compromiso con el ambiente que destaca a la comunidad, gracias al apoyo de ciudadanos y de la empresa privada que integra el Comité de Bandera Azul Ecológica de Ocotal, entre ellos Azul Paraíso, Condominio Los Almendros, Restaurante Father Rooster, Hotel Ocotal y representantes del grupo de pescadores y masajistas que trabajan en la playa.

“Este galardón reitera el compromiso de nuestra comunidad con su playa y sienta un ejemplo para las futuras generaciones. Debe ser motivo de orgullo porque fortalece nuestra identidad como personas que activamente apoyamos el mejoramiento de nuestro ambiente y creamos una cultura de respeto hacia la naturaleza. Sin duda, una playa limpia representa tranquilidad para todos los que disfrutamos de este bello lugar, así como nos diferencia y brinda ventajas ante los turistas”, confirmó Claudia Flores, miembro del Comité BAES.

En honor a la celebración, ese mismo día, se realizó una campaña de limpieza en la playa de 800 m, con el apoyo de voluntarios y de las empresas del Comité. Además, se reafirmaron acuerdos entre los presentes para fortalecer la continuidad del programa, el cual nuevamente obtuvo una estrella, al igual que 80% de 110 comités de playas que recibieron el galardón. Una estrella equivale a 90% de  cumplimiento del programa, es decir, representa un alto nivel de compromiso.

La intención del Comité de Ocotal es lograr que la playa logre dos estrellas en su próxima valoración del PBAE. Para ello, esperan capitalizar el trabajo realizado hasta la fecha. Con el afán de seguir mejorando y hacer de la playa un lugar aún más agradable, el grupo inició un proceso de diseño participativo del espacio, el cual pretende colocar rótulos con información de protección al ambiente, centros de servicio a los turistas y un centro de recopilación de residuos.

“Procuramos involucrarnos en iniciativas en pro de la comunidad que nos acoge, pero creemos que el papel de la empresa privada debe ser el de un catalizador. Sabemos del potencial y de las capacidades de la gente en Ocotal y queremos trabajar en equipo con la comunidad, para que descubran lo que son capaces de alcanzar. Lo más valioso de esta experiencia, es que las personas se entusiasmen y se comprometan con las metas propuestas, y así se apropien del espacio y entre todos lo cuidemos. Al final, el principal logro es fomentar la convivencia en armonía entre todos: comunidad, empresa y visitantes”, confirmó Laura Cruz, gerente de responsabilidad social de Garnier & Garnier Desarrollos Inmobiliarios, firma propietaria de Azul Paraíso.  

Además, playa Ocotal recibió un reconocimiento por ser un participante pionero del programa, que inició hace 20 años. La Bandera Azul Ecológica se otorga anualmente como premio al esfuerzo y el trabajo voluntario. Asimismo, promueve la sana competencia y la organización comunal para el beneficio de las presentes y futuras generaciones. Para más información del programa visite el sitio web: http://banderaazulecologica.org/.

 

***